Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

“Rasquiña” sigue detenido en Bogotá mientras se tramita entrega

Bogotá, 18 nov (EFE).- La Policía colombiana dijo hoy que el ecuatoriano Jorge Zambrano González, alias “JL” o “Rasquiña”, capturado el domingo en Bogotá, continúa detenido mientras se tramita el proceso judicial para entregarlo a las autoridades de Ecuador.


Publicidad

“La judicialización del detenido ecuatoriano está en trámite y no sabemos todavía cuándo podrá ser entregado a su país”, dijo a Efe una fuente policial.

Según la Policía, alias “Rasquiña” está condenado en su país a 25 años de cárcel por narcotráfico, tráfico de armas y extorsión, y a esa condena se le sumará un proceso por fuga carcelaria.

Zambrano González era el último de los 18 reos que escaparon en febrero pasado de la cárcel de máxima seguridad “La Roca”, en la ciudad portuaria de Guayaquil, y se ofrecía 100.000 dólares a quien diera información que permitiera su captura.

Alias “Rasquiña” está considerado el principal cabecilla del narcotráfico en Ecuador y líder de la banda “Los Choneros” responsables de rutas del tráfico de drogas por el Pacífico y con contactos con organizaciones criminales de Perú, México y Venezuela, señala hoy un comunicado de la Policía colombiana.

El detenido tiene además circular roja de la Interpol por ser el narcotraficante más buscado por las autoridades ecuatorianas.

Desde el momento de su fuga, Zambrano González llegó a territorio colombiano y se ocultó en Bogotá, desde donde pretendía continuar liderando las actividades de narcotráfico, agrega el comunicado de la Policía.

La captura se dio el domingo y, según las autoridades, se coordinó en reuniones entre los directores de la Policía de Colombia y de Ecuador, la primera de las cuales se celebró en la cumbre de la Interpol realizada en Cartagena en octubre, y la segunda en la VI cumbre de Ameripol, desarrollada en Costa Rica la semana pasada. EFE