Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Presidente Correa se reúne con familiares de desaparecidos

Quito, 05 mar 2015.- El Presidente Rafael Correa se reunió con los familiares de personas las personas desaparecidas junto a otros Ministros de Estado y autoridades relacionadas a la seguridad. Foto Miguel Ángel Romero / Presidencia de la República

El tema de los desaparecidos en el país volvió al Palacio de Carondelet. Desde muy temprano, el presidente de la República, Rafael Correa, lidera el tercer taller sobre esta temática, en el que participan familiares de las víctimas y otras autoridades gubernamentales.


Publicidad

Ante ellos, el primer mandatario reconoció que durante décadas no hubo una adecuada atención a sus casos. “La estructura del Estado responde a poderes y tal vez como los desaparecidos no tenían poder como que sufrían la indolencia e indiferencia del Estado, a tal punto que no teníamos una base nacional de personas desaparecidas”, dijo.

Pero las familias de los desaparecidos creen que, pese a la voluntad presidencial, las cosas no han cambiado.Alexandra Córdova, madre de joven David Romo -desaparecido en Quito, en mayo de 2013- , dijo que eso se demuestra en las estadísticas. “Según la Fiscalía, hay como 18 mil denuncias y según la Dinased (Dirección Nacional de Delitos contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestros), como cuatro mil, es decir hay una brecha muy grande”.

Ella pidió que exista mayor profesionalismo en la resolución de los casos. Su pedido lo respondió el defensor del Pueblo, Ernesto Pazmiño. “Se habla de contratar policías especializados de países como Colombia, que tiene mucha experiencia en este tema, y si esta es la alternativa, el Presidente lo dispondrá”.

Y mientras en el primer piso de Carondelet se realizaba el taller, fuera del Palacio, dos organizaciones protestaron porque no pudieron ingresar al encuentro. Susana Valencia, representante de una de las agrupaciones, comentó que esperaba informarle al mandatario varios problemas, uno de ellos en la Fiscalía. “El modelo de gestión no es el adecuado y no está completo. La carga laboral es tan grande que es humanamente imposible que un fiscal se encargue de miles de casos”, dijo.

En lo que todas las partes están de acuerdo es que la estructura montada para atender este problema no es suficiente, lo que hace que el Gobierno analice alternativas.