Ecuador. Miércoles 24 de Mayo de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Partidarios y detractores del matrimonio gay se enfrentan en México

GUADALAJARA (MÉXICO), 20/02/2016.- Un grupo de personas participa hoy, sábado 20 de febrero de 2016, en una marcha en favor de la aprobación, por parte de la Suprema Corte de Justicia de la Nación ( SCJN ), del matrimonio entre parejas del mismo sexo en el estado mexicano de Jalisco, hoy, en Guadalajara (México). El Código Civil del Estado de Jalisco señala que sólo un hombre y una mujer pueden contraer matrimonio. EFE/Ulises Ruiz Basurto

Guadalajara (México), (EFE).- Colectivos de la comunidad homosexual y organizaciones civiles y católicas se enfrentaron hoy en Guadalajara, capital del occidental estado mexicano de Jalisco, al manifestarse para expresar sus posturas ante el matrimonio entre personas del mismo sexo.

En las protestas ambos grupos mostraron sus posiciones en favor y en contra de que parejas del mismo sexo puedan casarse luego de que a finales de enero el Supremo mexicano declarara inconstitucional un artículo del Código Civil de Jalisco que limita el matrimonio a la unión entre un hombre y una mujer.

En medio de un operativo de seguridad de 350 policías que cercó la plaza Liberación, la más importante de la ciudad, miles de personas acudieron a la convocatoria de la coalición de organizaciones católicas y laicas denominada “Jalisco es uno por los niños”.

Entre música de mariachi y animadoras que constantemente hacían referencia a la “importancia de proteger a la familia”, los manifestantes abogaban por el “derecho a que los niños tengan mamá y papá”.

“En una familia debe haber un hombre y una mujer para que pueda haber niños y podamos seguir asegurando la especie humana”, dijo a Efe María del Rosario Gómez quien aseguró que no desprecia a la comunidad homosexual sino que pide “respeto para las familias”.

Los manifestantes acudieron vestidos de blanco y con globos rosas y azules además de pancartas con frases como “Los niños tienen derecho a una familia” y “Sí al matrimonio entre un hombre y una mujer”.

Con gritos como “tu familia, tu familia, vale más” y “aquí no”, exigieron a los diputados locales no hacer las reforma al artículo 258 del código civil para que el matrimonio sea posible entre dos personas sin especificar su sexo.

“Es una canallada, un acto anárquico donde ellos deciden sin tomar en cuenta el sentir del pueblo”, dijo Fernando Parra, del movimiento “Empresarios católicos carismáticos”, respecto a la decisión de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Por otro lado, desde el inicio de la jornada un joven con la boca tapada con cinta y acompañado de su madre se colocó cerca de la puerta del palacio legislativo, junto a la plaza Liberación, para manifestar su apoyo a la comunidad homosexual.

“Si realmente les preocupa la familia ¿por qué no hacen una marcha en contra del adulterio, el divorcio, el aborto?”, dijo Martha Núñez, madre del joven, quien pidió que se respete la resolución de la SCJN.

Durante la concentración, dos grupos de jóvenes se acercaron a las calles aledañas a la plaza con globos en forma de corazón y pancartas con frases que decían “Igualdad, igualdad” y “Ganó el amor”.

A lo que los otros manifestantes respondieron “Aquí no, aquí no”.

Aunque la comunidad homosexual había convocado a un “besotón”, debido al dispositivo de seguridad solo dos parejas se animaron a darse un beso frente a los manifestantes.

Además de discutir con algunos de ellos, varias personas del grupo contrario al matrimonio igualitario rompieron de forma violenta los carteles que el grupo partidario portaba.

“Se logró la lucha. La Suprema Corte dijo que ya nos podemos casar y ese es un derecho que nosotros tenemos”, comentó Giovanni Manuel Román, presidente de la asociación “Gardenias tapatías”.

Otro grupo intentó cruzar varias veces el área donde se concentraban las entidades contrarias al matrimonio entre personas del mismo sexo con el argumento que se trataba de “una plaza pública”, pero fueron detenidos primero por los coordinadores de la manifestación y luego por agentes de la policía estatal.

La discusión subió de tono por lo que tuvo que intervenir personal de interior de la Secretaría de Gobernación de Jalisco.

Pese a ser rodeados por policías, los representantes de la comunidad homosexual no abandonaron la zona y gritaron consignas como “Ni enfermos ni criminales, simplemente homosexuales” y “Nos vamos a casar y vamos a adoptar”.

Al final del acto no se registraron lesionados y ambos grupos se retiraron con tranquilidad. EFE

(I)