Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

FIDA promoverá desarrollo en zonas rurales de Ecuador afectadas por terremoto

Quito.- Altos funcionarios del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) se reunirán esta semana con varios ministros y otras autoridades ecuatorianas con el fin de renovar su compromiso con el desarrollo económico rural y la mejora de las condiciones de vida de la población rural más desfavorecida.


Publicidad


Así lo informó hoy el FIDA en un comunicado en el que señala que Périn Saint Ange, vicepresidente adjunto del Fondo, llega este lunes a Ecuador con el mensaje de que, “junto a la ayuda humanitaria en casos de desastre, el desarrollo a largo plazo es crucial para reconstruir vidas“.

Saint Ange arriba un año después del terremoto que afectó a las provincias de Manabí y Esmeraldas, y que destruyó los hogares “de más de 20.000 habitantes de poblaciones rurales del Ecuador”, se indica en una nota de prensa.

El Programa de Desarrollo Territorial Rural “Buen Vivir“, financiado por el FIDA, se venía ejecutando en la región de Manabí desde 2013 y, tras el terremoto, los agricultores relacionados con el proyecto se organizaron de inmediato para ayudar a las familias más afectadas e iniciar así el proceso de reconstrucción.

A diferencia de otros organismos de ayuda humanitaria, el FIDA se centra en temas de desarrollo a largo plazo para que la población rural pueda aumentar sus ingresos y su capacidad de resiliencia frente a todo tipo de crisis.

El Programa de Desarrollo Territorial Rural “Buen Vivir”, dirigido por el Ministerio de Agricultura y Ganadería, promueve la resiliencia de los pequeños agricultores y ha ayudado a 25.000 familias rurales pobres afectadas por inseguridad alimentaria en nueve provincias.

Según Caroline Bidault, gerente del programa del FIDA en el Ecuador, el proyecto proporciona a los agricultores las herramientas y la capacitación que necesitan “para construir una mejor vida para ellos y sus comunidades“.

El objetivo, dijo, “es diversificar la economía rural, generar empleo e incrementar los ingresos”.

Périn Saint Ange se reunirá con Fernando Soria, viceministro de Finanzas, para examinar el apoyo del FIDA al desarrollo agrícola del Ecuador, incluyendo el plan “Toda una vida” y la “Minga Agropecuaria”, de la administración de Lenín Moreno en favor de los sectores más vulnerables.

Además, mantendrá reuniones con Vanessa Cordero, ministra de Agricultura y Ganadería, con Iván Espinel, ministro de Inclusión Económica y Social, y Andrés Mideros, secretario nacional de Planificación y Desarrollo, con objeto de tratar las inversiones actuales y futuras en este país.

El FIDA se compromete a apoyar al Gobierno del Ecuador en su esfuerzo de hacer frente a la pobreza rural (..) Esperamos continuar con nuestro trabajo conjunto para mejorar la vida de los pequeños agricultores, ayudándoles a romper el ciclo de la pobreza y la desigualdad“, afirma Saint Ange en la nota institucional de prensa.

Desde 1978, el FIDA ha invertido un total de 130 millones de dólares en diez programas y proyectos de desarrollo agrícola en Ecuador, de los que se han beneficiado más de 271.767 hogares, señala el documento. EFE

(I).