Ecuador. viernes 17 de noviembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El hambre aumenta por primera vez en casi 15 años

En esta imagen, tomada el 18 de noviembre de 2016, un grupo de personas espera en el exterior de un supermercado para comprar comida subvencionada por el gobierno en Caracas, Venezuela. A medida que la producción nacional se frena, el estado adquiere el rol de importar casi toda la comida que llega al país. (AP Foto/Ariana Cubillos)

ROMA (AP) — El número de personas que padecen hambre crónica en el mundo ha vuelto a aumentar luego de una década en descenso debido a la intensificación de los conflictos, inundaciones y sequías, informó Naciones Unidas el viernes.


Publicidad

En su informe anual sobre la situación alimenticia, la ONU dijo que 185 millones de personas sufrieron desnutrición crónica el año pasado, 38 millones más que el año anterior. Aunque la cifra dista de la de 900 millones de hambrientos en 2000, la ONU advirtió que el aumento “es causa de grave preocupación”.

El 60% de las personas con hambre crónica se encuentran en zonas de conflicto provocado por el hombre.

“Es una vergüenza. Es una acusación contra la humanidad”, dijo el titular del Programa Mundial de Alimentos, David Beasley.

La ONU ha dicho que unas 20 millones de personas enfrentan posibles hambrunas en Sudán del Sur, el noreste de Nigeria, Somalia y Yemen. En total, el 11% de la población mundial padeció hambre el año pasado.

Los jefes de las principales agencias de la ONU advirtieron que sin una acción concertada, no se alcanzará el objetivo ambicioso que fijaron los gobiernos del mundo, de poner fin al hambre y la desnutrición para 2030.

“Han sonado alarmas que no podemos darnos el lujo de ignorar”, dijeron los líderes de la ONU.

Si bien los conflictos son los principales impulsores de la inseguridad en alimentos, el hambre se agrava cuando esas zonas se ven afectadas por problemas climáticos tales como sequías e inundaciones vinculadas en parte con el fenómeno de El Niño.

Y si bien las estadísticas de malnutrición suelen indicar escasez de alimentos, la ONU observó que hay distintos tipos de trastornos de la nutrición, entre ellos la obesidad.

La ONU registró un aumento de niños con sobrepeso y obesidad en la mayoría de las regiones del mundo, y en todas las regiones en el caso de los adultos. En 2016, había 41 millones de niños menores de cinco años con sobrepeso, según el informe.