Ecuador. sábado 21 de octubre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Estudio revela que 35,5 % de niños pobres presentan desnutrición en Venezuela

REFERENCIA | En esta fotografía de ARCHIVO tomada el 26 de Febrero de 2016, Oliver Sánchez, que padecía con un linfoma no Hodgkin, sostiene un cartel que dice: "quiero curarme, paz, salud", durante una protesta contra el desabastecimiento de medicinas e insumos médicos en Caracas, Venezuela. El niño de ocho años, que se ha convertido en el símbolo de la crisis sanitaria de Venezuela, murió el martes 24 de mayo de 2016. (AP Foto/Ariana Cubillos, Archivo)

Un estudio de la Organización Cáritas de Venezuela publicado hoy ubica en 35,5 % el total de niños pobres, de cero a cinco años, que presentan alguna forma de desnutrición, según reportes de encuestas familiares aplicadas en tres estados del país caribeño.


Publicidad

De ese total, 14,5 % sufren desnutrición moderada y severa, mientras que 21 % en un grado leve. Sin embargo, otro 32,5 % está en riesgo de desnutrición y son infantes que “han comenzado a deteriorarse“.

El estudio se aplica desde octubre del año pasado en 32 parroquias de Caracas y de los estados Miranda, Vargas (litoral) y Zulia (oeste). No obstante, durante el último cuatrimestre la medición no se hizo en la capital venezolana debido a la oleada de protestas antigubernamentales que se saldó con más de 120 muertos.

Cáritas explica en su informe que en el reporte de diciembre de 2016 a agosto de 2017 hubo un aumento de la desnutrición infantil aguda de 3,5 puntos porcentuales por mes y que 71 % de los hogares visitados reportan haber tenido que deteriorar su alimentación.

Asimismo, el estudio revela que 63 % de las familias compra la comida a revendedores debido a la escasez en los supermercados y que apenas el 31 % tiene acceso al programa gubernamental CLAP, que consiste en una bolsa de comida a precios subsidiados por el Estado.

La mayoría de las familias incluidas en la investigación, todas residentes de zonas vulnerables, reporta haber disminuido o eliminado el consumo de carnes, aves, huevos, lácteos y grasas, así como problemas para acceder diariamente al agua potable.

El umbral de emergencia para designar esta proporción como una situación de severidad seria está por alcanzarse (…) las parroquias más pobres podrían estar en emergencia nutricional al cierre del año“, son parte de las conclusiones de la organización que pide al Estado disponer recursos extraordinarios para atender la crisis. EFE

(I)