Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Fundación ecologista clausurada por Correa recupera estatus legal

Rafael Correa expresidente del Ecuador en el Enlace Digital 1. Captura de Pantalla

Quito, 21 nov (EFE).- La Fundación ecologista Pachamama, clausurada hace casi cuatro años por decreto del Ejecutivo de Rafael Correa, por supuestamente vulnerar el reglamento, recuperó su estatuto legal el pasado viernes, informaron hoy sus representantes.


Publicidad

Defensora de los derechos de los pueblos indígenas y promotora de la conservación en la cuenca amazónica frente a políticas extractivistas y de expansión minera, la Fundación denunció hoy las “medidas abusivas” practicadas por el anterior Gobierno.

Además la fundación anunció que seguirá adelante con su lucha tras haber recuperado su personería jurídica por parte del Ministerio del Ambiente.

El 4 de diciembre de 2013 las oficinas de la Fundación fueron clausuradas y se le retiró la personería jurídica tras un informe de Interior en el que se mencionaba que la ONG ejecutabaacciones que no constaban en sus fines y objetivos estatutarios“.

Como trasfondo, las manifestaciones que se registraron un mes antes en Quito en contra de la apertura de ofertas para 13 bloques hidrocarburíferos en la XI Ronda Petrolera del Sur Oriente.

Miembros de la Fundación fueron acusados de haber participado y alentado a la violencia en las protestas.

El abogado de la organización, Mario Melo, aseguró hoy en una comparecencia ante los medios que “la fundación Pachamama fue cerrada por defender los derechos humanos, por defender los derechos de los pueblos indígenas, los derechos de la naturaleza, por haber denunciado la undécima ronda petrolera que afectaba 3 millones de hectáreas de 7 nacionalidades indígenas”.

Y calificó de “decisión absolutamente política y arbitraria del anterior presidente de la República”, la de clausurar la fundación.

El director ejecutivo de la misma, Juan Auz, indicó que la ONG continuará trabajando en la misma senda y con las mismas estrategias utilizadas antes de su clausura para dar voz a los pueblos indígenas y llevar su situación a las más altas esferas políticas y judiciales.

El presidente de la República, Lenín Moreno, derogó el pasado 23 de octubre el Decreto número 16 y el número 739, cuyo fin era ejercer control sobre las organizaciones de la sociedad civil y mediante los cuales se disolvieron ONG como Pachamama y la Unión Nacional de Educadores (2016).

En virtud de ese decreto el Gobierno otorgó nuevamente personalidad jurídica a tres tipos de organizaciones sociales: Corporaciones, Fundaciones y otras formas de organización social nacionales o extranjeras. EFE

(I)