Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Haciendo compras con Apple Pay

Foto: Apple

NUEVA YORK (AP) — Si alguna vez llega el día en el que pueda deshacerme de mi billetera y usar mi teléfono para pagar todo, recordaré mi primera compra a través de Apple Pay: una Big Mac y papas fritas medianas por 5,44 dólares. Ese día libre de monedas, billetes y tarjetas no vendrá pronto, si es que llega, pero el nuevo sistema de pagos de Apple nos ha acercado.


Publicidad

Me topé con unos cuantos pasos inesperados para configurar mi Apple Pay el lunes, y la empleada de un McDonald’s lucía confundida mientras yo estaba allí agitando mi iPhone 6 sobre el lector inalámbrico frente a la caja registradora.

La transacción no pasó la primera vez, así que ella seguía esperando a que yo pagara. Pensé que lo había hecho, pero presioné con tanta fuerza el sensor de huella dactilar del teléfono que me salí de la aplicación en lugar de autorizar el pago. Pude pagar mi almuerzo en el tercer intento.

Tomará tiempo acostumbrarse a Apple Pay, a compradores y vendedores por igual. Estos no son obstáculos insuperables. La dificultad más grande será la aceptación general y al menos Apple ha logrado aumentar el interés en los pagos con dispositivos móviles en una manera que ni Google ni otros rivales han podido en años.

Apple Inc. tiene la ventaja de tener millones de tarjetas de crédito en sus archivos digitales para procesar el pago en sus tiendas iTunes y de aplicaciones.

Para empezar hay que abrir la aplicación Passbook o el apartado de “Passbook y Apple Pay” en la configuración del teléfono. Después de elegir la opción de añadir tarjeta, elegí “Usar tarjetas en los archivos de iTunes”. Luego ingresé el código de seguridad de tres dígitos de la parte posterior de mi tarjeta.

En caso de ingresar tarjetas nuevas, sólo hay que utilizar la cámara del teléfono para escanearlas. Así lo hice con seis tarjetas diferentes y Apple Pay capturó el número correcto cada vez. En ciertos casos, ingresó también la fecha de validez.

Apple Pay funciona con la mayoría de tarjetas de los principales bancos de Estados Unidos. La amplia aceptación es una de las razones por las que muchas personas creen que el pago móvil finalmente llegó esta vez.

Apple Pay también permite transacciones en línea desde dentro de las aplicaciones, por lo que ya no hay que escribir el número de tarjeta, corriendo el riesgo de equivocarse. El nuevo iPad Air 2 y el iPad Mini 3 ya permiten hacerlo, pero no las transacciones en tiendas físicas, mientras que los nuevos iPhone 6 y 6 Plus permiten hacer ambas cosas si actualiza el sistema operativo a iOS 8.1.

Experimenté con la compra de papel higiénico a través de la aplicación de la tienda Target. Al momento de pagar, elegí el botón de Apple Pay en la esquina inferior derecha y junto estaba la información de dirección de envío y de contacto que ingresé. Entonces sólo quedaba autorizar la transacción con mi huella digital. No lo hice porque ya tengo suficiente papel higiénico.

En suma, Apple Pay hace muy fácil comprar en línea, tal vez demasiado fácil.