Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Bruselas, primera ciudad europea con ruta de comida callejera “gourmet”

Keep on Toasting, uno de los camiones de comida gourmet.

Ofrecer en un puesto de la calle un plato de una calidad similar al que se sirve en un restaurante refinado es la idea de las camionetas de comida “gourmet” que recorren el centro de Bruselas, la primera ciudad europea que cuenta con una ruta dedicada a este tipo de gastronomía.


Publicidad

La moda de los conocidos en Estados Unidos como “food trucks“, relativamente reciente en Bélgica, se ha extendido rápidamente en los últimos años, en particular en la capital belga, donde han proliferado los negocios ambulantes de cocina de autor.

Para regular el sector y evitar la competencia con los establecimientos de restauración tradicionales, Bruselas ha decidido crear una ruta, en la que participan veinticinco camiones y que incluye trece emplazamientos en pleno centro de la capital.

La gama de camiones la integran no solo vehículos nuevos, sino también viejas camionetas y hasta antiguos furgones blindados transformados en restaurantes móviles.

Los participantes en el recorrido han sido seleccionados sobre la base de una serie de criterios, empezando por el hecho de preparar “una cocina creativa de calidad y sana”, explica la página web de la ciudad de Bruselas.

La variada oferta culinaria de estas camionetas, muchas de ellas especializadas en un plato estrella, abarca desde preparaciones clásicas, como hamburguesas, sandwiches o pizzas, siempre con un toque sofisticado y original, hasta una cocina más elaborada, como la comida tailandesa o mexicana.

Jean-Baptiste Nyssen, cocinero formado en la escuela hotelera de Bruselas y gerente de “Keep on toasting“, uno de los camiones que participan en esta ruta gastronómica, explica a Efe que tuvo la idea de iniciar su propio negocio de comida ambulante de calidad después de haber trabajado cinco años en reconocidos restaurantes de cocina clásica de la capital.

“Buscaba recetas en sitios de cocina por internet cuando descubrí que en Estados Unidos había camionetas que hacían todo tipo de preparaciones, mientras que aquí en Bélgica, y en particular en Bruselas, solo había puestos de patatas fritas, gofres y helados y no siempre de gran calidad”, indica Nyssen.

Para poner en marcha su proyecto, el cocinero transformó una camioneta nueva en una cocina ambulante “hecha a medida” y escogió el sandwich caliente como especialidad, del que propone cada mes distintas recetas, que se complementan con un postre.

Entre las propuestas que ofrece “Keep on Toasting” se incluye el sandwich de mozzarella, jamón de parma, zanahoria rallada y pesto de basílico o el de lacón, queso, endivias a la brasa y cebollino.

“Empecé hace dos años, y la cosa marcha bien”, explica Nyssen, que considera una “ventaja” que el ayuntamiento de Bruselas haya concedido permisos a algunas camionetas para disfrutar de “emplazamientos interesantes”, lo que permite “fidelizar la clientela”.

Nyssan explica que como el menú que ofrece tiene un precio abordable, “lo compran estudiantes, pero también empleados que trabajan en los alrededores, y en general todo tipo de público; es un producto conocido que gusta a todo el mundo y es rápido, la gente que tiene una pausa breve en el trabajo, puede disfrutar en ese tiempo de una comida caliente de calidad”.

Otras camionetas que participan en el recorrido son la bautizada como “Urban Cook“, que ofrece hamburguesas hechas a base de la mejor carne de buey con salsas caseras, “El Camión“, donde se disfruta de platos originales a base de productos ecológicos de temporada, cervezas de Bruselas y zumos naturales, o “La Mer du Sud“, que propone pescado y marisco a la plancha o frito.

Según la concejal de Asuntos Económicos de Bruselas, Marion Lemesre, los proyectos que recibe el ayuntamiento son “cada vez más creativos” e incluyen “todo tipo de comidas y bebidas”.

El objetivo de la ruta, añade Lemesre, es además evitar las ocupaciones anárquicas del espacio púbico y garantizar la calidad y variedad de los productos.

Otros distritos de la región podrían imitar en el futuro la iniciativa de la capital. EFE