Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Firma Óscar de la Renta hace su primer desfile luego de la muerte de su fundador

Una modelo en la pasarela durante el desfile de la colección Otoño 2015 de Óscar de la Renta en Nueva York, el 17 de febrero de 2015. (AP Foto/Kathy Willens)

NUEVA YORK (AP) — La lujosa firma Óscar de la Renta celebró el martes su primer desfile en la Semana de la Moda de Nueva York desde la muerte en octubre del diseñador que dio nombre a la marca. Su successor, Peter Copping, mostró una colección ultra femenina en la pasarela, en lo que describió como “un día emocionado para la casa”.


Publicidad

La viuda de De la Renta, Annette, así como muchos de sus clientes y seguidores —incluyendo a la cantante Taylor Swift y la supermodelo Karlie Kloss— llenaron la sala para ver la colección de debut de Copping al frente de la firma. Aplaudieron con calidez al final, aunque estaba claro que todos extrañaban ver a De la Renta saliendo de entre bambalinas, del brazo de una modelo y con una gran sonrisa en su rostro.

El diseñador dominicano murió de cáncer a los 82 años, poniendo fin a una carrera en la que vistió a primeras damas, señoras de la alta sociedad y estrellas de Hollywood durante más de cuatro décadas. Apenas unos días antes había contratado a Copping como director artístico, y una semana antes de eso, la primera dama, Michelle Obama, había llevado uno de sus vestidos por primera vez.

“Obviamente fue una situación dura”, dijo Copping a la prensa entre bambalinas tras ofrecer una tímida reverencia al público. “Pero Óscar es un diseñador que respetaba de verdad, y compartimos mucho en términos estéticos”. El director creativo añadió que el hecho de que el fundador lo hubiera elegido personalmente “me dio una cierta confianza”. En concreto, Copping dijo compartir la sensibilidad romántica de su predecesor.

En una nota distribuida con el programa, Copping, de origen británico, dijo sentirse “inmensamente orgulloso” de su nueva posición. “Por desgracia, las cosas no salieron según nuestros planes”, señaló, “y nunca tuve la oportunidad de trabajar con Óscar, algo que lamento profundamente”. El diseñador habló del comienzo de “un nuevo capítulo para la casa”, aunque honrando el legado del fundador.

De la Renta era conocido sobre todo por sus glamourosos vestidos de fiesta, con intrincados bordados y los materiales más exclusivos. Copping, que antes fuera director artístico de la casa Nina Ricci, trabajó con algunos de estos elementos, pero también mostró una afinidad por faldas más cortas y diseños de día. El último diseño en recorrer la pasarela en Nueva York no fue un traje de noche, sino un vestido de cóctel corto, en negro y verde peridotita, complementado con guantes de piel lila hasta el codo.

Para el día, Copping se inclinó por trajes de tweed combinando patrones, una idea que dijo haber tenido mirando por la ventana de su oficina. Tanto las prendas de día como las de noche mostraban colores vívidos como violeta, magenta y burdeos, aunque también había mucho negro y azul marino. Las joyas incluían coloridos collares voluminosos. Un llamativo vestido de cóctel de color azul marino estaba hecho con lazos de organza, para obtener un efecto como de cuentas.

Copping también habló entre bambalinas sobre cómo la aprobación de sus compañeros en Óscar de la Renta le había ayudado a reunir confianza en su colección debut.