Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

La mayor feria de turismo cierra en Berlín sus puertas con optimismo

Vista de la instalación de luces que recorren el trazado del antiguo muro de Berlín pasando por el Reichstagen en la capital alemana hoy 7 de noviembre de 2014. Una cadena de cerca de 7.000 globos iluminan desde esta tarde parte del recorrido del muro que dividió durante 28 años la ciudad de Berlín y que cayó hace un cuarto de siglo, dando inicio al proceso de reunificación alemana. EFE/Bernd Von Jutrczenka

Berlín, 8 mar (EFE).- La ITB, la mayor feria de turismo del mundo, cierra hoy en Berlín sus puertas en un ambiente de optimismo de cara a los próximos meses a pesar de las diversas crisis a nivel internacional y los riesgos geopolíticos.


Publicidad

La industria del turismo abre esta temporada vacacional con las mejores expectativas, estimulada por la caída de los precios de la energía y las reducidas tasas, una inflación baja y perspectivas positivas para la economía de la eurozona y de Estados Unidos, resume la feria en un comunicado.

La ITB pudo revalidar un año más su condición de feria líder del sector con un volumen de operaciones récord que asciende a unos 6.700 millones de euros (7.261 millones de dólares), frente a los 6.500 millones de euros (7.045 millones de dólares) el año pasado.

“Con más intensidad que nunca, la ITB de Berlín ha desempeñado su función asumida de laboratorio de ideas internacionalmente prestigioso y escaparate del sector”, donde se “evalúan oportunidades y riesgos”, afirmó el gerente de la Feria de Berlín, Chrstian Göke.

Agregó que la ITB ha vuelto a demostrar en los últimos cinco días “la importancia que tiene el intercambio personal y el encuentro de personas de todo el mundo en la industria, marcada cada vez más por la digitalización”.

Según el secretario general de la Organización Mundial del Turismo (OMT), Taleb Rifai, “la ITB es cada vez más importante como punto de encuentro para la industria del turismo”.

“Ofrece la posibilidad de entablar contactos comerciales, pero también, cada vez más, información sobre los cambios que perfilan este sector. Permite intercambiar conocimiento y experiencias sobre cómo encarar de la mejor manera a estos cambios”, subrayó.

Todos los destinos turísticos relevantes, desde las metrópolis europeas hasta los lugares más distanciados, pasando por los países del Mediterráneo, se beneficiaron de este ambiente positivo, según la nota.

Entre los destinos favoritos figuran Egipto, que lentamente se está recuperando, y Grecia, que a pesar de la controversia en torno a su deuda celebra un año más su regreso como uno de los lugares preferidos por los turistas, aseguró la feria.

La cita, que tuvo a Mongolia como país invitado, contó en sus cinco días de funcionamiento con 10.096 expositores (51 menos que en 2014) de 186 países (tres menos que el año pasado) -más de dos tercios, internacionales-, repartidos en unos 160.000 metros cuadrados.

El público especializado que acudió a la ITB entre el 4 y el 6 de marzo aumentó, con 115.000 visitantes, en mil personas respecto al año pasado, de los cuales el 43 % procedía del extranjero, frente al 40 % en la edición de 2014.

A pesar de las temperaturas primaverales, el fin de semana la feria logró atrae a 60.000 visitantes no especializados.

Además de 127 delegaciones internacionales, la feria recibió a tres reyes y 95 embajadores de todo el mundo, 47 ministros y 11 viceministros extranjeros, así como numerosos secretarios de Estado.

La próxima ITB, con las Maldivas como país invitado, se celebrará entre el 9 y el 13 de marzo de 2016. EFE