Ecuador. Viernes 21 de Julio de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Modernizar o no a Shakespeare y Cervantes, a debate en feria libro Argentina

Cervantes y Shakespeare. Foto de Archivo, La República.

Buenos Aires, (EFE).- La modernización de los textos del español Miguel de Cervantes y el inglés William Shakespeare es el tema central de un debate que se celebra hoy en la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires como homenaje al 400 aniversario de la muerte de ambos.


Publicidad

“Una regla que se cumple siempre” es que “la buena literatura sobrevive a las lenguas en las que fue escrita”, señaló a Efe el escritor y crítico argentino Carlos Gamerro -participante en el panel- quien apuntó que en la actualidad nadie cree que sea obligatorio leer la Eneida en latín, algo que terminará ocurriendo “con el inglés de Shakespeare y el español de Cervantes”.

Gamerro, gran conocedor de la obra del dramaturgo, cree que existe un “prejuicio” en el mundo académico contra la modernización de los clásicos, algo que considera necesario en el caso de Shakespeare, ya que mientras que en una novela el lector puede “tomarse el tiempo y pensar” el significado de términos arcaicos, en el teatro el público puede perderse y la obra deja de funcionar.

“Toda traducción moderniza, y es natural y recomendable que lo haga”, afirmó antes de hacer hincapié en que mientras que Shakespeare antes era “sagrado” y “no se podía tocar”, hoy en día, ya se retocan palabras “muy arcaicas y desconocidas”, pero casi “sin que nadie se dé cuenta”.

Por su parte, el catedrático de la Universidad Complutense de Madrid y Presidente de honor de la Asociación de Cervantistas, José Manuel Lucía Megías, consideró en una entrevista con Efe que la adaptación “es un puente” que no sustituye al original, sino que permite que personas que no tienen la posibilidad de acceder a él puedan “disfrutar de esas historias que se narran”.

“De la misma manera que las adaptaciones infantiles o juveniles de los clásicos son una buena manera de introducción en la lectura y en la cultura del pasado, así también creo que es importante y bueno contar con adaptaciones a la lengua moderna de nuestros textos”, aseveró.

Para Gamerro, el debate no es solo si ha llegado el momento de poner en marcha estas modernizaciones, sino también cuál es la norma que se va a tomar como base para realizarlas.

“Pareciera que se toma como español contemporáneo el hablado y escrito en España”, apuntó el crítico argentino, quien considera que el peninsular “es un dialecto más” y no la regla general, por lo que hay que tener en cuenta que hay una “compleja” y “muy variada” comunidad de hablantes del idioma.

En este sentido, destacó que hay palabras en El Quijote que son familiares para un latinoamericano más que para un español peninsular porque los primeros las mantuvieron mientras que en España “fueron reemplazadas por otras”.

Megías, integrante también de la mesa, declaró que tanto Cervantes como Shakespeare escriben para su público pero al mismo tiempo tratan “temas universales, que pueden ser leídos en cualquier época” y ambos fueron capaces de crear obras que en cada época plantean “nuevos interrogantes” que “siguen siendo actuales”.

“Hoy no leemos ni nos emocionamos leyendo o escuchando las historias por ellos escritos hace 400 años como si nos acercáramos a unas ruinas antiguas: los disfrutamos y nos emocionan porque siguen siendo contemporáneos”, aseguró.

El estudioso de Cervantes dijo sobre el escritor español que en su vida y en su obra transmitió valores como “el diálogo, el respeto al otro, al diferente y la voluntad” que pueden considerarse “modelos” de comportamiento y de vida, “que bien podemos llamar un nuevo cervantismo”.

Para Megías, la mesa redonda de hoy, que cuenta también con la profesora de literatura Karina Galperin y está enmarcada en el Día de España en la Feria, es un homenaje a Cervantes y a Shakespeare en los 400 años de su muerte, pero lo es también “a la literatura y a la lectura”. EFE (I)