Ecuador. Jueves 20 de Julio de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Visitas al Museo de la Paz de Hiroshima se duplican tras el viaje de Obama

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, a la derecha, y el primer ministro japonés, Shinzo Abe, se estrechan la mano tras colocar ofrendas florales en el parque de la Paz en Hiroshima , Japón, el viernes 27 de mayo de 2016. (AP Foto/Carolyn Kaster)

Las visitas al Museo de la Paz de Hiroshima, dedicado al bombardeo atómico de 1945 y a las víctimas del mismo, se han duplicado tras el histórico viaje del presidente estadounidense, Barack Obama, a la ciudad japonesa.


Publicidad

En concreto, el número de visitantes del pasado fin de semana, el que siguió al homenaje a las víctimas que realizó el líder de EE.UU., alcanzó la cifra de 13.389, el doble que las registradas en el mismo período del año pasado, informó hoy la agencia Kyodo.

El presidente de EE.UU. se convirtió el pasado viernes en el primero en su cargo en visitar esta localidad japonesa, atacada por Estados Unidos con una bomba atómica el 6 de agosto de 1945 que acabó con la vida de unas 140.000 personas, aunque las víctimas por la radiación sumaron muchas más en los años posteriores.

Antes de pronunciar un histórico discurso en el que pidió que la tragedia de Hiroshima se recuerde, Obama visitó brevemente el Museo de la Paz, donde se cuenta de manera explícita el efecto de la bomba sobre la ciudad y sus habitantes.

El dirigente estadounidense firmó en el libro de visitas del centro, donde escribió: “Conocemos la agonía de la guerra. Permítenos encontrar el coraje juntos, expandir la paz y perseguir un mundo sin armas nucleares”, detalló Kyodo.

Obama legó también unas grullas de papel al museo, unas piezas de papiroflexia con un enorme simbolismo por la paz debido a que fueron popularizadas por Sadako Sasaki, una víctima de la bomba atómica que falleció a causa de la leucemia.

El Museo de la Paz estudia exponer en el futuro la dedicatoria y las grullas hechas por Obama. EFE (I)