Ecuador. Sábado 10 de diciembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

La yihad lanza una campaña para erradicar las antenas parabólicas del califato

El grupo terrorista Estado Islámico (EI) ha intensificado su campaña para prohibir el uso de las antenas parabólicas en los territorios bajo su control en Siria e Irak porque “siembran rumores y alejan a los musulmanes de su religión”, según mensajes publicados en internet por los yihadistas.

Publicidad

Si bien la campaña empezó hace meses, los radicales han advertido a los residentes de las zonas que están bajo su control que serán castigados si no se deshacen de sus antenas a partir del inicio del mes sagrado musulmán de Ramadán, el próximo 7 de junio.

“Las antenas parabólicas son una de las herramientas de los infieles en su guerra contra el islam. Es la más peligrosa, porque entra hasta las casas de los musulmanes”, aseguró una voz en off en un vídeo emitido en las últimas horas por los terroristas a través de las redes sociales.

“Ante las derrotas militares, (los enemigos) están seguros de que la invasión intelectual es más eficaz para alejar a los musulmanes de su religión”, añadió.

Además de estos mensajes propagandísticos, el EI movilizó a los imanes de las mezquitas de su territorio para que en los sermones convenzan a los fieles de la “peligrosidad” de ver los canales de televisión por satélite.

“Estas antenas parabólicas matan el orgullo de los hombres y de las mujeres. ¿Cómo puede un marido permitir a su esposa ver a otro hombre en la televisión? ¿Cómo puede una esposa permitir a su marido ver a otra mujer?”, se pregunta un imán durante su sermón en una mezquita de la provincia de Deir al Zur, en el este de Siria.

Asimismo, en los vídeos emitidos por los yihadistas, aparecen varias personas que destruyen sus receptores en la calle, y en uno de ellos se puede ver una grúa aplastando decenas de antenas parabólicas.

Por su parte, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos informó de que los yihadistas ofrecieron de plazo hasta el comienzo del Ramadán para que los locales que venden estos aparatos dejen de hacerlo de forma definitiva.

La ONG aseguró que los yihadistas distribuyeron folletos en las calles y en los mercados para prohibir el uso de las antenas parabólicas y citaron veinte motivos religiosos para legitimar esta medida.

Entre las razones figura que “las televisiones muestran la vida y los inventos de los infieles (…) de forma que provocan admiración (hacia los infieles) y esto empuja a los telespectadores a imitarlos”.

Asimismo, las televisiones emiten materiales que “empujan al telespectador a odiar los rituales del islam y le enseñan los crímenes del asesinato, el robo y la violación”, y hacen ver que “la democracia es la única esperanza para salvarse de su sufrimiento”.

Por otra parte, el EI recordó a los habitantes que se encuentran en las zonas bajo su control, tanto musulmanes como cristianos, que pueden informarse a través de “medios islámicos” proporcionados por los yihadistas.

Esos medios incluyen la radio Al Bayan, que emite en varios idiomas, el semanario “Al Nabaa” y la revista mensual “Dabiq”, además de otros productos audiovisuales que el grupo produce y distribuye. EFE (I)

ms/fc/si

Publicidad