Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Los chinos cambian sus bicis por “tanques” para recordar masacre

Foto batltimore sun

Pekín, 4 jun (EFE).- Usuarios chinos desafían hoy a la censura en internet al animar a los ciudadanos a alquilar “tanques” para recordar la masacre de Tiananmen, de la que hoy se cumplen veintiocho años bajo un estricto silencio oficial.


Publicidad

Una fotografía que está siendo compartida por Wechat, red social china similar a WhatsApp, replica el mapa de las calles de Pekín que utilizan aplicaciones de alquiler de bicicletas para indicar dónde encontrarlas y cambia el logo de estos vehículos por el de “tanques”.

En la imagen, aparecen 10 “tanques” en la Avenida de la Paz Eterna (Chang An), en el norte de la plaza de Tiananmen, en clara referencia a la trágica noche del 3 al 4 de junio de 1989, cuando el Ejército entró en la ciudad con vehículos acorazados para desalojar a miles de manifestantes y dejó un reguero de muertes a su paso.

“Éste es el más cercano (a tu ubicación)”, señala un mensaje que aparece encima del logo del “tanque” que está más cerca de la famosa plaza.

En otra imagen similar, se informa de los beneficios de alquilar las bicicletas que vengan señaladas en el mapa como “tanques”: “podrás ganar muchos premios”, indican los internautas en una nota de humor.

De momento, la imagen ha escapando a la férrea censura del régimen, si bien otros muchos documentos audiovisuales o comentarios relacionados con la masacre ya han sido bloqueados, según comprobó Efe.

Como ocurre cada año en estas fechas, el Gobierno de Partido único intensifica sus esfuerzos para evitar que se recuerde la masacre y las principales redes sociales implementan nuevas medidas temporales.

Esta semana, por ejemplo, Weibo, la versión china de Twitter, informó a sus usuarios en el extranjero de que no podrían compartir fotografías ni vídeos hasta el 5 de junio debido a una “actualización de los sistemas”, coincidiendo con el especial aniversario.

Veintiocho años después, se desconoce el número exacto de personas que perecieron entre el 3 y 4 de junio en Pekín, si bien diversas fuentes apuntan que podría estar entre los cientos y los miles.

Sin haber publicado ninguna información al respecto, el régimen comunista da por cerrado este oscuro capítulo de la Historia reciente del país y se niega a hablar de la tragedia. EFE

tg/mr