Ecuador. Miércoles 26 de Julio de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Wilson Paccha exhibe sus disparates en Dpm

Wilson Paccha. Foto: LaRepública

Guayaquil.- Wilson Paccha es quiteño, pero se identifica con Guayaquil: “el man es sabroso”, como diríamos en el argot porteño.

En su juventud estuvo cinco años yendo y viniendo de Quito a Guayaquil, y asegura que cada vez que viene se encadila,

Egresó en el 96 de la Facultad de Artes de la Universidad Central de Quito. Y lo que le impulsó a seguir adelante como artista fue que su obra ganara el Primer Premio del Salón de la CONUEP  (Consejo Nacional de Universidades y Escuelas Politécnicas), en Guayaquil.

En ese tiempo él tenía 24 años y el premio era de cinco millones de sucres, que eran mucho dinero. Así que se dijo así mismo: “Esto está bacán'”.

Foto: larepublica.ec

Foto: larepublica.ec

Wilson tiene a su haber varios premios. Ha ganado tres veces el Certamen Nacional de Pintura Fundación de Guayaquil Salón de Julio: en el 2003 ganó el tercer premio, en el 2004 el primero, y en el 2013 el primero. El 2001 obtuvo la Mención de Honor Salón Luis A. Martinez, en 1999 el Primer Premio Fundación El Comercio, en el 2000 la Mención de Honor Dibujo Salón de Diciembre I. Municipio de Quito, entre otros.

A Wilson no le interesa mucho viajar. “Me siento muy cómodo en mi taller, trabajando cotidianamente, no me gusta salir de mi zona de confort”, dice.

La obra que expone a partir del 18 de noviembre en Galería Dpm se llama “Caprichos salvajes” y es una serie de obras originadas en bocetos, en ideas que le dan vueltas en la cabeza.

“Son como caprichos que tenía en la mente y ahora tuve todo el tiempo, toda la disposición, todas las herramientas, todos los materiales, y conté con la ayuda también de alguien para pegar algo, atornillar, ensamblar que yo no puedo hacerlo por cuestión de tiempo”.

¿Porqué son salvajes? “Son salvajes porque la mayoría tiene su aspecto mordaz, sagaz. Son audaces, son maquiavélicas, tienen sarcasmo, humor negro, son punzantes y la palabra salvaje reunía todo ese imaginario semántico y sonaba bien con capricho”.

Foto: Larepublica.ec

Foto: Larepublica.ec

No es amigo de definirse a sí mismo ni a su arte. “La verdad es que yo siempre en mi vida artística intento ser feliz yo, dibujar cualquier disparate para estar cómodo yo. Después a lo mejor, pienso en el público, pero lo que siempre intento es darme placer a mí”, dice Wilson.

“Soy muy epicúreo, hedonista, muy alegre, no hay día en que yo no esté riendo, pese a que paso solo en mi taller, pero, me encuentro con mi hermano, con amigos, y pasamos en la payasada, escuchando reggaeton, en mi vida cotidiana no tengo tiempo para la depresión, nunca me deprimo. Soy soltero y es una ventaja no tener compromisos directos”.

También aclara que si alguna mujer está interesada, puede mandar su información.

“Estoy compremtido con el arte”, asegura, “pero yo no soy como esos artistas que hablan de las musas, que del cielo, a mí no me van las cosas románticas y míticas, a mí me da mucho placer trasladar las cosas que escucho a algo visual, yo he trabajado mucho con el argot popular, por ejemplo, la última exposición que hice aquí en Dpm el año pasado se llamó  “Tronchas de Narnia”, pero no son tronchas en el sentido político, sino que son para definir a una mujer voluptuosa, como decir: “¡Ve ésa troncha!”.

“Hace tres años tengo la idea de hacer una retrospectiva, porque tengo bastante obra. También editar un libro, que en el mejor de los casos sería para el próximo año, pero si no, lo hago tranquilamente para el 2018, no tengo ningún apuro. Si no puedo hacer la retrospectiva tan pronto, puedo hacer una individual pequeña en Quito o en Guayaquil”.

Wilson concluye con un mensaje para los guayaquileños: “Les invito para que vengan a ver esta exposición que está muy divertida, le tengo mucho afecto a la gente de esta ciudad, y quiere agradecerles por todo el feeling. También agradecer a David Pérez Mac-Collum por su disposición para acoger la muestra, a mi hermano que siempre está presente en mi obra, que me ayuda, a un amigo que me ayudó bastante, y decirles que hasta diciembre 17 tenemos bastante tiempo para que vengan a ver los disparates de Wilson”.

  mrjc/Fotos LaRepública/ (I)

David Pérez Mac-Collum y Wilson Paccha. Foto: Larepublica.ec

David Pérez Mac-Collum y Wilson Paccha. Foto: Larepublica.ec

Wilson Paccha mujer

Foto: larepublica.ec

Foto: larepublica.ec