Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Garay cree que tiene con el Deportivo Quito una ‘misión posible’

Guayaquil (Ecuador), 26 ene (EFE).- El entrenador ecuatoriano Juan Carlos Garay ha aceptado la difícil misión de encarrilar la clasificación del Deportivo Quito en la fase de grupos de la Copa Libertadores, aunque para ello deberán emplearse a fondo para superar el difícil escollo que representa el Botafogo.


Publicidad

Catorce jugadores y el técnico argentino Rubén Darío Insúa, que en medio de una severa crisis económica fueron decisivos para alcanzar la clasificación a la Copa Libertadores, dejaron el equipo, que ha incorporado dieciocho nuevos nombres.

Los aficionados del equipo ‘Chulla’, como también se le conoce en Ecuador al Deportivo Quito, echarán de menos al guardameta uruguayo Fabián Carini, al goleador del torneo del año pasado con 29 tantos, el argentino Federico Nieto; a los ecuatorianos Luis Checa, Alex Colón, Isaac Mina y a Alex Bolaños.

Entre los futbolistas de mayor nivel futbolístico que aparecerán este año destacan el portero colombiano nacionalizado ecuatoriano Rolando Ramírez, el centrocampista Edison Vega y los argentinos Jonathan Hansen y Martín Bonjour.

Ramírez fue figura del Manta durante varias temporadas.

Garay se ha mostrado sereno ante el reto de dar forma de equipo a una plantilla nueva.

“Estoy muy tranquilo por el equipo que tenemos, todo se hizo en base al presupuesto que tenemos”, dijo.

Si bien el equipo comenzó la pretemporada en diciembre pasado, Garay no ha contado con todos los jugadores considerados titulares, pero en los amistosos que ha disputado probó lo que sería la alineación titular con Rolando Ramírez; Víctor Chinga, Gregory González, Luis Romero, Eder Fuertes; Freddy Olivo, Edison Vega, Carlos Feraud, Cristian Lara; Jonathan Hansen y Víctor Estupiñán.

El ganador de esta serie con el Botafogo brasileño pasará al grupo 2 en el que esperan la Unión Española chilena, el San Lorenzo argentino y el José Terán ecuatoriano. EFE