Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Felipe Caicedo fue titular en triunfo del Espanyol

El delantero ecuatoriano del RCD Espanyol Felipe Caicedo remata de cabeza para marcar gol ante el Valencia, durante el partido de vuelta de los octavos de final de la Copa del Rey que RCD Espanyol y Valencia CF disputan esta noche en el estadio Power 8, en Cornellá-El Prat. EFE/Alejandro García.

Cornellà de Llobregat (Barcelona), 22 sep (EFE).- El Espanyol desactivó al Valencia en Cornellà-El Prat con un gol de Víctor Álvarez en el minuto 18 y, lejos de esperar atrás, metió a los valencianistas en su campo, gracias a la inspiración del mediapunta Marco Asensio y muy bien arropado por el portero Pau López.


Publicidad

El delantero ecuatoriano Felipe Caicedo actuó como titular en el equipo local y se mantuvo en cancha durante todo el partido.

El cuadro visitante, que no disipa las dudas tras las últimas jornadas, no encontraba la fórmula de frenar el empuje ofensivo y el buen trabajo en la contención de los blanquiazules, que mostraron una de las mejores versiones de la temporada. El meta Jaume Domènech, de hecho, fue su hombre más destacado.

El Valencia deseaba mejorar su dinámica de resultados cuanto antes, pero se encontraron con un Espanyol también con ganas de reivindicarse en casa, tras ser goleado por el Real Madrid en su último encuentro como local.

El equilibrio duró 18 minutos. Marco Asensio rompió la balanza con un centro potente y medido que acabó en el primer gol del encuentro. Víctor Álvarez remató la asistencia del mallorquín, que suma sólo dos partidos en Primera, desde el segundo palo. Santi Mina tocó el balón antes, pero no bastó para quitar veneno a la acción.

Los de Nuno no tenían margen para especular e intentaron sorprender a Pau López, uno de los protagonistas del partido. El meta local exhibió solidez, reflejos y colocación. En cuanto el acelerón del Valencia acabó, fue el turno del Espanyol. Ahora era Jaume Domènech, clave, el que estaba bajo los focos.

El marcador no se movió al descanso (1-0). En los primeros compases de la segunda parte, la gran mayoría de ocasiones fueron del Espanyol: un remate de Marco Asensio que salvó Santos, un disparo elevado de Víctor Sánchez o varias acciones de Caicedo y Duarte. El conjunto visitante apenas pisaba el área local, muy bien arropada por Pau y una defensa muy bien posicionada.

Nuno Espíritu Santo agotó sus cambios sin éxito, a falta de media hora para finalizar el partido. El portugués no encontró la fórmula para cambiar el signo del pulso.

El Valencia no reaccionó y la tensión se tradujo en cartulinas amarillas. (D).