Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Franklin Salas critica decisiones de directiva del Deportivo Quito

Foto de archivo. QUITO 01 DE MARZO DEL 2015. Universidad Católica vs Deportivo Quito, en la foto Franklin Salas. FOTOS API / JUAN CEVALLOS.

Quito (API).- El ‘Mago’ Salas no tiene tapujos. En plena crisis de Deportivo Quito, él cree saber porqué el club ha tenido problemas para encarar este segundo semestre y cómo afecta a la intimidad del equipo el malestar de la hinchada que ha intentado agredirlos en varias oportunidades. Siete derrotas consecutivas, desde julio que no ganan, una cabeza de un técnico que rodó y la guerra civil que está a punto de estallar dentro de la plantilla.


Publicidad

“Hoy por hoy cualquier error que uno cometa la gente lo va a reclamar. Yo no tengo problema en recibir insultos, pero hay chicos a los que les golpean porque ya no quieren coger la pelota, se esconden. Nos ilusionamos a principio de año porque se empezó a jugar bien, pero de repente se tomaron decisiones malas para el equipo. No sé cuál era el fin, quizás ahorrar un poco de dinero, pero de esos ahorros ahora nos están costando y los que pagamos todo somos los jugadores”, declaró Franklin Salas en diálogo con la prensa luego de la práctica chulla.

Salas asegura que hay división en el equipo, que los jugadores menos experimentados sienten la presión del reto que tienen en frente y les toma tiempo adaptarse. Le discute a Sevilla el promover súbitamente jugadores de las juveniles para ser titulares en el primer equipo, desautorizando así a quienes venían de un proceso durante todo el resto de la temporada.

Justamente hoy, el entrenador Carlos Sevilla sintió una nueva réplica de uno de sus jugadores. El DT azulgrana calificó a David Hernández de no entregarse lo suficiente en el campo de juego. El futbolista prefirió evadir el tema, pero resaltar que la plantilla vive una continua incertidumbre en las últimas semanas. (D)