Ecuador. Martes 24 de enero de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Hiddink: “No es fácil” arreglar a Chelsea

El nuevo técnico de Chelsea, Guus Hiddink, habla en conferencia de prensa el miércoles, 23 de diciembre de 2015, en Londres. (AP Photo/Matt Dunham).

LONDRES (AP) — Guus Hiddink dijo a los jugadores de Chelsea que tienen que mirarse al espejo y preguntarse si están a la altura del esfuerzo necesario para sacar a flote a un equipo cuya temporada está a la deriva.

Publicidad

Después del despido de José Mourinho la semana pasada, el timonel holandés de 69 años fue contratado hasta el final de la campaña para su segunda etapa con los Blues.

Chelsea conquistó el título de la liga Premier en mayo con amplia ventaja, pero perdió nueve de sus primeros 17 partidos de esta temporada y está apenas tres puntos por encima de la zona de descenso.

“Es algo que espantoso para todos en el club… y no es fácil de arreglar”, dijo Hiddink el miércoles antes de su primer partido en la banca, el sábado contra Watford.

Hiddink relató que dijo al plantel: “Mírense en el espejo por un largo tiempo y piensen en qué puede aportar cada uno de ahora en adelante… no podemos ignorar lo que sucedió en el pasado reciente, pero les pedí que se miren en el espejo y sean súper autocríticos”.

Algunos jugadores fueron blancos de abucheos de sus propios hinchas al ganar de forma contundente su primer partido tras el despido de Mourinho, por 3-1 ante Sunderland.

“Espero que los fanáticos respalden al equipo como lo hicieron por momentos cuando hubo algunas lindas jugadas en el último partido”, señaló Hiddink. “Los fanáticos tienen el derecho a pensar lo que quieran y expresarse… pero el equipo debe tomar la iniciativa para ganarse a los hinchas. No se han perdido”.

Hiddink también llegó a Chelsea en medio de una crisis en 2009, y en los pocos meses que estuvo al mando ganó la Copa de la FA.

“No debería llegar aquí a mitad de temporada, porque eso significa que las cosas no andan bien”, apuntó.

El holandés también tiene que rescatar su propia reputación.

El timonel renunció a la dirección técnica de la selección de Turquía luego de no lograr clasificar al equipo a la Eurocopa de 2012, y no ganó un solo trofeo con Anzhi Makhachkala ruso.

No trabaja desde que fue despedido por la selección holandesa en junio, en la etapa final de la eliminatoria para la Euro de 2016, a la que Holanda no se clasificó.

“No pude cumplir con esa tarea, y eso es decepcionante para mí”, afirmó. (D)

Publicidad