Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Las Vegas será la sede del combate entre Golovkin y Álvarez

ARCHIVO - En imagen de archivo del 6 de mayo de 2017, el mexicano Saúl "Canelo" Álvarez, izquierda, y el kazajo Gennady Golovkin posan en Las Vegas.El muy esperado combate entre ambos pactado para el 16 de septiembre se llevará a cabo en Las Vegas, anunció el promotor Oscar De La Hoya el lunes 5 de junio de 2017. (Erik Verduzco/Las Vegas Review-Journal via AP, archivo)

LAS VEGAS (AP) — Las Vegas será la sede de la muy esperada pelea por el título de los medianos entre Gennady Golovkin y Saúl “Canelo” Álvarez, que arrojaría las mayores ganancias observadas en el boxeo desde hace un par de años, cuando Floyd Mayweather Jr derrotó a Manny Pacquiao.


Publicidad

Los promotores del combate anunciaron el lunes que la T-Mobile Arena, ubicada en la avenida principal de Las Vegas, albergará el enfrentamiento del 16 de septiembre entre el mexicano Álvarez y el kazako Golovkin, quien nunca había peleado en la capital de las apuestas. Otras sedes contempladas incluían el AT&T Stadium de Dallas y el Madison Square Garden de Nueva York.

“Fue una decisión difícil, porque había mucho interés de otras sedes”, aseveró el promotor de Golovkin, Tom Loeffler. “Simplemente había llegado el momento de que Gennady peleara en Las Vegas y causara impacto ahí”.

Golovkin, un artista del nocaut que no ha perdido una sola de sus 37 contiendas, defenderá sus cetros ante el pelirrojo Álvarez, el boxeador mexicano más famoso en la actualidad, cuya única derrota fue ante Mayweather.

En su último combate, el “Canelo” superó ampliamente a su compatriota Julio César Chávez Jr., el mes pasado en Las Vegas.

La pelea será transmitida por la televisión, en la modalidad de pago por ver, desde la arena de 20.000 butacas, que suele ser la sede principal de la UFC.

“Todos quieren ir a Las Vegas, pasar un buen rato y ver una gran pelea”, declaró el expúgil Óscar de La Hoya, quien es actualmente promotor de Álvarez.

Golovkin (37-0 con 33 nocauts) ha buscado insistentemente un pleito ante Álvarez durante buena parte de los últimos dos años. Finalmente, el combate se pactó el mes pasado, después de que Álvarez se impuso a Chávez en la T-Mobile.

“Tuvimos que esperar mucho tiempo”, manifestó Loefler. “Fue frustrante tener a un campeón dispuesto a pelear contra cualquiera pero que encontró casi imposible hallar boxeadores de renombre que quisieran subir al ring con él”.

En marzo, “Triple G” Golovkin pasó apuros para imponerse por decisión a Daniel Jacobs en el Madison Square Garden. Fue la primera vez en nueve años que Golovkin debió disputar los 12 asaltos.

Y en el mundo del boxeo, se especula que ese desempeño ante Jacobs fue lo que convenció a Álvarez de que valía la pena correr el riesgo para medirse a un peleador que había lucido temible antes.

De la Hoya, quien anunció la pelea durante una aparición en ESPN, dijo que el duelo entre dos púgiles dinámicos y de tremenda pegada ayudará a que los aficionados se olviden de la decepción que les causó la contienda de 2015 entre Mayweather y Pacquiao.

“Organicé la pelea entre ‘Triple G’ y ‘Canelo’ a fin de que esos fanáticos vuelvan y vean un verdadero combate”, indicó De la Hoya. “Ésta será una verdadera pelea”.

Golovkin es favorito en las apuestas por 8-5 sobre Álvarez (49-1-1, 34 nocauts). El “Canelo” fue monarca welter y superwelter (147 y 154 libras), que subió a las 164 libras para combatir contra Chávez Jr.

Algunos consideran que Álvarez aceptó muy pronto en su carrera la pelea ante Mayweather, que perdió por decisión en 2013.

De La Hoya dijo haberse reunido con ejecutivos de varias sedes que pretendían ser sede de la pelea, entre ellas el Dodger Stadium y el Madison Square Garden. Al final se decidió por el destello y el alboroto de Las Vegas sobre un lugar de mayor capacidad en el estadio donde juegan los Cowboys de Dallas.

“En el fondo se encuentra el factor de entretenimiento”, subrayó. “A la gente le gusta irse de fiesta antes y después de la pelea”.

MGM Grand, empresa dueña de la T-Mobile Arena, transmitirá la pelea por circuito cerrado en sus otros complejos turísticos en Las Vegas. Por televisión, será HBO la encargada de la transmisión. No se han revelado los precios para ver el combate en la T-Mobile ni por la TV. (D)