Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Chile responde a Argentina sobre los problemas de LAN

Santiago de Chile, 29 ago (EFE).- El Gobierno chileno dijo hoy que cualquier aerolínea puede operar vuelos de cabotaje en Chile si cumple las normas de seguridad y señaló también que solo empresas con subsidios estatales pueden volar a todos los destinos de un país, sin criterios de rentabilidad.


Publicidad

Así lo indicó a Radio Cooperativa el canciller de Chile, Alfredo Moreno, en medio de los problemas que ha tenido la aerolínea chilena Lan en Argentina, donde el miércoles la Justicia frenó el desalojo de un hangar que un organismo estatal le había ordenado abandonar.

La presidenta argentina, Cristina Fernández, afirmó el martes que el Estado argentino permite hacer tareas de cabotaje a empresas extranjeras en su territorio y en cambio la compañía estatal Aerolíneas Argentinas (AA) no recibe el mismo trato en otros países.

Además, apuntó que las empresas privadas, obviamente, van a los destinos que son rentables.

Un día después, el presidente de AA, Mariano Recalde, admitió que en 2010 pidió a Fernández que le quitara rutas a Lan.

La empresa argentina está en manos estatales desde que en 2009 fue expropiada al grupo español Marsans.

“El cabotaje en Chile es plenamente libre. Cualquier empresa puede operar en cabotaje cumpliendo las normas de seguridad, tal cual sucede en Argentina desde hace unos años”, recalcó hoy el ministro chileno.

Moreno recordó que Aerolíneas Argentinas operó en Chile a través de Aerolíneas del Sur. “Por razones de negocio dejó de funcionar en el año 2008, a motu proprio y voluntariamente, y siguen teniendo las puertas abiertas Aerolíneas o cualquier otro que quisiera entrar a competir”, apuntó.

Respecto a los destinos que operan, el canciller señaló que “naturalmente las empresas vuelan donde estiman que es conveniente volar (…) y pueden hacerlo en forma rentable”.

“Si una empresa distinta va a todos los lugares y recibe un subsidio estatal para hacerlo, eso naturalmente solo lo puede hacer quien recibe ese subsidio estatal”, subrayó.

El jefe de la diplomacia chilena ya conversó con su homólogo argentino, Héctor Timerman, sobre este conflicto durante una reunión binacional de ministros celebrada el pasado viernes en Santiago, y mañana podrá hacerlo de nuevo en el marco de la Cumbre de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) en Surinam.

“Lo que nos preocupa a nosotros es que no haya una discriminación” por ser Lan una empresa de capital chileno, recalcó Moreno, quien explicó que ese ha sido el mensaje que han transmitido a las autoridades argentinas.

El ministro indicó además que hoy “están en conversaciones en Argentina” el vicepresidente de Lan, Ignacio Cueto, y el viceministro de Economía de ese país, Axel Kicillof.

Lan es una de las principales aerolíneas de América Latina. Su filial argentina tiene 3.000 trabajadores y sus operaciones representan un 9,2 % de los ingresos de Latam Airlines, que nació en 2012 por la fusión de Lan con la brasileña Tam. EFE