Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Argentina ofrece compensación a Repsol

MADRID (AP) — La compañía española de energía Repsol recibiría 5.000 millones de dólares en compensación de Argentina por la expropiación el año pasado de su unidad YPF y sus propiedades de campos petrolíferos y de gas, dijo este martes una persona con conocimiento del acuerdo.


Publicidad

Bajo los términos de la propuesta, que será analizada mañana por la junta directiva de Repsol, la compañía española recibiría el dinero en bonos argentinos denominados en dólares. A cambio, retiraría su demanda contra Argentina por expropiar las acciones mayoritarias de Repsol en YDF en el 2012 sin compensación, dijo la persona, que habló a condición de guardar el anonimato por no estar autorizada a divulgar detalles del asunto.

Los inversionistas elogiaron la noticia este martes, lo que hizo subir las acciones de Repsol 4%, hasta 19,18 euros (25,89 dólares) en la bolsa de Madrid.

Las noticias del acuerdo llegaron anoche luego que ejecutivos de Repsol se reunieron en Buenos Aires con funcionarios de los gobiernos de Argentina y España y el director ejecutivo de la paraestatal petrolera mexicana Pemex, que tiene una participación minoritaria en YPF.

Al ser consultado hoy sobre los términos de la negociación y el valor de la compensación propuesta, el ministro de Economía argentino Axel Kicillof, uno de los ideólogos de la expropiación de YPF, dijo a periodistas que “el acuerdo está sometido a cierta confidencialidad porque uno no puede livianamente decir un valor… porque afecta la propiedad de tenedores de las acciones” y ello puede generar sacudidas bursátiles.

El gobierno argentino ha pactado una confidencialidad, como se hace en estos casos, a la espera de las aprobaciones correspondientes donde podamos todos, de común acuerdo, dar a conocer las cifras, los instrumentos“, afirmó.

Kicillof recordó que Repsol en su momento reclamó cifras de indemnización de 15.000 millones de dólares y 10.500 millones de dólares.

“El Estado (argentino) actuó con mucha prudencia, mucha sobriedad. Estábamos esperando avanzar en el conocimiento de la empresa para poder darle un valor justo, pero (en Repsol) actuaron un poco precipitadamente poniendo números que consideraban ellos”, afirmó.

El ministro indicó además que el anunció de la víspera sobre el principio de acuerdo para compensar a la petrolera española se hizo teniendo en cuenta también algunas cuestiones vinculadas a la cotización de las acciones.

“Queremos generar la menor distorsión, como siempre (ser) muy medidos, aplicar la ley para…compensar de forma justa y razonable a aquellos que perdieron el control de la compañía”, agregó.

Consideró también que con el acuerdo alcanzado se ha producido un avance “muy importante resultado de una negociación realmente ardua que se ha llevado adelante en estos 19 meses”.

Dijo que el gobierno argentino está muy satisfecho con el desempeño que ha tenido YPF desde su expropiación y consideró que la nacionalización del 51% de las acciones que estaban en manos de Repsol fue “un punto de inflexión”.

“Pero hoy estamos para mirar para adelante, terminar de fijar esos valores y sobre la base de esto darle una vuelta de tuerca a esta situación y darla por terminada”, sostuvo el también titular de la Comisión de Planificación y Coordinación estratégica del Plan Nacional de Inversiones Hidrocarburíferas.

Según Kicillof, al momento de salir la ley que aprobó en abril de 2012 la expropiación de la petrolera argentina, ésta estaba facturando 18.000 millones de dólares con una inversión de poco más de 3.500 millones de dólares.

El acuerdo pudiera despejar el camino para que Pemex se integre a la exploración de las vastas reservas petrolíferas de Vaca Muerta en la provincia de Neuquén, donde YPF dice que 15 equipos están extrayendo ya más de 10.000 barriles diarios.

La expropiación de YPF hizo enfurecer a España y llevó a duras críticas a Argentina por parte de la Unión Europea, Estados Unidos y algunos líderes latinoamericanos. Buenos Aires había dicho que Repsol SA no estaba invirtiendo lo suficiente en la industria petrolera del país sudamericano, algo que Repsol rechaza enérgicamente.

La expropiación de la compañía petrolera nacional de Argentina, que había sido privatizada en la década de 1990, fue enormemente popular entre los argentinos, ya que muchos de ellos culpan a las privatizaciones y otras políticas de mercado libre por la crisis económica de esa década y la mora de pagos de la deuda en el 2001-2002.

Repsol dijo que su 51% en YPF valía 10.500 millones de dólares en compensación y demandó a Argentina para que le pagara.

La disputa dañó los lazos entre Argentina y España. Una declaración emitida por el Ministerio de Economía argentino dijo que los negociadores esperan que el acuerdo contribuya a normalizar y fortalecer los lazos históricos entre los tres países (México incluido) y sus compañías.

Argentina tiene las terceras mayores reservas mundiales de petróleo y gas provenientes de esquisto bituminoso, pero necesita ayuda internacional para desarrollarlos. Hasta ahora solamente Chevron se ha comprometido a desarrollar los campos, y fue subsiguientemente demandada por Repsol.