Ecuador. Jueves 27 de Julio de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Banco de Japón anuncia medidas para apuntalar la economía

Un hombre camina frente a un tablero electrónico donde aparecen las cotizaciones del mercado japonés Nikkei 225, afuera de una firma de inversiones en Tokio, el viernes 29 de enero de 2016. (Foto AP/Eugene Hoshiko)

 


Publicidad

TOKIO (AP) — El Banco Central de Japón comenzará a cobrar a los bancos que dejen demasiado tiempo sus depósitos sin mover, introduciendo un interés negativo por primera vez mientras busca apuntalar la recuperación económica.

El sorpresivo anuncio del viernes sacudió los mercados de inversiones y el índice Nikkei 225 osciló entre ganancias y pérdidas tras el anuncio. Al final cerró con una ganancia de 2,8%. El yen bajó y el dólar subió a 120,70 yenes comparado con 118,50 el jueves.

El Banco Central anunció una tarifa de 0,1% sobre depósitos dejados bajo su resguardo, lo que es de hecho una tasa de interés negativa. Con la medida, la institución espera alentar a los bancos comerciales a prestar más en lugar de dejar guardado el dinero en el Banco Central y estimular el crecimiento en la tercera economía del país.

El banco dijo en un comunicado que la economía japonesa todavía se está recuperando, pero los riesgos provenientes de los volátiles mercados financieros podrían minar la confianza y obstaculizar la meta de inflación del banco de 2%.

Los depósitos bancarios en el Banco Central se dividirán en tres tipos. Las actuales cuentas corrientes tendrán una tasa de interés positiva de 0,1%. Las reservas que deben tener las instituciones bancarias en el banco no generarán rendimientos y cualquier cuenta corriente adicional incurrirá en el interés negativo de 0,1%.

El banco “ajustará aún más la tasa de interés a terreno negativo si lo considera necesario”, informó la institución.

El banco informó que la política seguirá tanto tiempo como sea necesario para conseguir la meta de inflación. Al mismo tiempo, la institución alargó su meta para alcanzar ese objetivo desde finales de 2016 a mediados de 2017.

“Pensamos que existen un creciente riesgo de que una mejora en la confianza de las empresas japonesas y la conversión de la mentalidad deflacionaria podría retrasarse y que la tendencia subyacente en los precios podría verse negativamente afectada”, dijo el gobernador del banco Haruhiko Kuroda en conferencia de prensa.

___