Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Dueños resguardan sus comercios tras saqueos en Venezuela

Varios soldados armados montan guardia fuera de un banco en Caracas el martes 13 de diciembre de 2016, mientyras cientos de personas hacen fila para entrar y cambiar sus billetes de 100 bolívares antes de que pierdan valor por completo. (AP Foto/Fernando Llano)

 


Publicidad

MARACAIBO, Venezuela (AP) — Los dueños de los comercios de la segunda ciudad de Venezuela amanecieron el sábado haciendo guardia en sus locales para defenderlos de posibles saqueadores, luego de disturbios violentos desatados el viernes en varias poblaciones tras las medidas económicas tomadas por el gobierno de Nicolás Maduro.

El orden público se caldeó en Venezuela luego de que Maduro ordenara sacar de circulación el billete de 100 bolívares y empezara un proceso de canje por billetes de menor denominación. Aseguró que la medida buscaba combatir el poder de las mafias.

Mientras la Guardia Nacional intentaba con bombas lacrimógenas frenar los conatos de robo, los dueños de las tiendas locales de Maracaibo, capital del estado Zulia, resguardaban por cuenta propia sus negocios, armados con palos y piedras.

El secretario de Seguridad de Zulia, Biagio Parisi, tuiteó el sábado que los disturbios habían sido “controlados” gracias a un despliegue de uniformados desde temprano.

En tanto, el gobernador del estado de Bolívar, Francisco Rangel, informó que desde el viernes fueron detenidas unas 135 personas tras las protestas y saqueos en esa región del sureste del país. A través de su cuenta de Twitter, precisó que espera la llegada de unos 500 agentes para patrullar las calles.

Adicionalmente el gobierno cerró temporalmente la frontera con Colombia y Brasil para erradicar el contrabando. Esto agudizó la ya grave escasez de alimentos y medicinas en un país que lidia con una inflación de tres dígitos.

Pese a este cierre, decenas de venezolanos derribaron en la jornada las barricadas instaladas en el puente Francisco de Paula Santander —entre las ciudades de Ureña, Venezuela, y Cúcuta, Colombia— a fin de buscar alimentos al otro lado de la frontera.

El presidente Maduro lamentó las “las acciones violentas” que se registraron en la víspera y que dejaron decenas de detenidos. Lamentó particularmente los hechos en algunas zonas limítrofes con Colombia, entre ellos la quema de una sede del estatal Banco de Venezuela en el poblado fronterizo de Guasdualito, a unos 830 kilómetros al suroeste de Caracas.

Maduro dijo el sábado que gracias a fotos y videos ya fueron identificadas las personas que ejecutaron esa “acción destructiva y criminal”. Aseguró que en los hechos están vinculados miembros de la opositora Mesa de Unidad Democrática.

Precisamente en apoyo a las medidas del gobierno, cientos de venezolanos y miembros del oficialismo marcharon el sábado por las calles de Caracas. Vistiendo camisetas rojas, los manifestantes culparon de la crisis del país a la ultraderecha y a “la guerra económica” que según ellos ha promovido.

___

(I)