Ecuador. lunes 25 de septiembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Exdiplomático norcoreano: Las sanciones podrían ayudar a liberar la economía

El dictador norcoreano Kim Jong Un . Foto de Archivo. La República.

Thae Yong-ho, el funcionario norcoreano de mayor rango en desertar en los últimos años, ha defendido en una entrevista en la televisión surcoreana que las actuales sanciones sobre Corea del Norte pueden impulsar allí la economía de mercado y ayudar a derrocar al régimen de Kim Jong-un.


Publicidad

Thae, ex número dos de la embajada norcoreana en Londres que desertó a Corea del Sur el pasado verano, dijo que las gentes del aislado país se han acostumbrado a la actividad mercantilista forzados por la hambruna de los noventa y que eso los hace menos vulnerables a las recientes sanciones impuestas sobre Pyongyang.

“Si las sanciones acercan aún más a la sociedad a la economía de mercado, creo que en un momento dado la libertad económica y libre competencia cambiarán totalmente la mentalidad de la gente”, dijo en una entrevista en inglés emitida este martes en la televisión surcoreana Arirang.

Thae subrayó la creciente fragilidad del régimen y dijo que la incapacidad del Gobierno liderado por Kim Jong-un para mejorar el bolsillo del norcoreano medio hacen que las quejas populares “estén aumentando”.

“Con una economía de mercado todo es muy simple porque todo funciona según el principio de demanda y oferta y ahí no queda lugar para que un líder ordene hacer esto o lo otro”, afirmó.

En ese sentido, Thae se mostró convencido de que “una vez que Kim desaparezca, llegará la reunificación” y que su “determinación es la de buscar toda posibilidad para reunificar el país en los próximos cinco años”.

El exdiplomático advirtió también del peligro de aceptar las propuestas de Pyongyang que supongan reconocer a Corea del Norte como un estado nuclear que necesita armas atómicas como elemento disuasorio.

“Kim Jong-un quiere un tipo de acuerdo para congelar temporalmente sus pruebas nucleares y de misiles a cambio de que se se cancelen los ejercicios militares anuales (de Corea del Sur y EE.UU.) y se suavicen sanciones”, apuntó.

“Parece una buena oferta e incluso algunos expertos americanos consideran válidas este tipo de propuestas, pero si los Gobiernos estadounidense y surcoreano aceptan este tipo de compromiso esto solo servirá para justificar la que hasta ahora ha sido la postura del régimen”, replicó.

A sus 55 años, educado en el extranjero y con varios años de experiencia en embajadas en el extranjero, Thae es el funcionario de mayor nivel en desligarse de Pyongyang desde que Hwang Yang-yop, uno de los grandes ideólogos del régimen, desertara en 1997.

El exdiplomático, que desde verano vive en Corea del Sur con su mujer y dos hijos, se ha unido a un instituto de i