Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Las seis mejores películas de 2016

The Witch

Lista muy personal del crítico de cine de LaRepública, Carlos Jijón Jurado, tal como la ha publicado en su blog personal, con su muy subjetiva opinión como único criterio de selección. Advierte que no ha visto Swiss Army Man, Silence, Edge of Seventeen, The Lobster, Manchester by the Sea, Moonlight, The Handmaiden “y muchas otras películas que quizá podrían estar en esta lista”, pero que no ha podido ver en Ecuador.


Publicidad

6. The Witch

Si me dijeras que quieres hacer una película sobre brujas, y que no es una comedia ni un falso documental, no te tomaría en serio. Y si dijeras que aparte de eso todo ocurre en un bosque en medio de la nada y que todo el mundo habla como en una mala adaptación de Don Quijote, te internaría en un hospital psiquiátrico. Y la verdad creo que, sin importar cuanto me haya gustado The Witch, eso sería exactamente lo que haría con el brillante y totalmente retorcido director de la película, Robert Eggers, que logró hacerme asustar con liebres, árboles y animales de granja.

5. The Neon Demon

He escuchado muchas veces este año a personas hablar sobre cómo The Neon Demon es vacía y superficial. Y, aunque no creo que haya nada malo con que una película sea “vacía”, estoy en desacuerdo. Es diciembre y no hay un día en que no haya pensado en The Neon Demon desde que la vi. Los horriblemente altos estándares de belleza que ponemos en nuestra sociedad, el daño psicológico que puede conllevar el modelaje profesional, la innegable obsesión que tenemos con lo físico; todos son temas interesantes y relevantes que no ves todos los días. Y, no sé, me parece bastante profundo para una cinta que su director considera cine de terror para adolescentes.

4. Green Room

Lo más interesante de Green Room para mí es lo única y diferente que es. Hasta es difícil de ponerle un género. Puedes decir que es de terror o de slasher o de crimen pero ninguna etiqueta te prepara para lo que vas a ver. Es una película tan brutal que resultará demasiado incluso para fanáticos del terror, pero al mismo tiempo es tan sutil, inteligente y subversiva que sería incorrecto decir que la violencia es su atractivo principal. Es otra obra espectacular de Jeremy Saulnier y no la podría haber disfrutado más.

3. Captain America: Civil War

Uno no suele apreciar lo que tiene en el momento en el que lo tiene. Hoy es muy fácil ser cínico acerca de Marvel Studios y hablar de cómo está decayendo la sociedad cada vez que una de sus películas gana un billón de dólares, pero en unos años, cuando todo se acabe y nadie crea que de hecho hubo una época en la que salían excelentes películas de superhéroes cada año, vamos a extrañar a Marvel.

Civil War es una película que no debería funcionar. Que lo haga es algo que no quiero tomar por sentado.

2. The Nice Guys

¿Cansado de que todas las películas de alto presupuesto en Hollywood sean secuelas, remakes, reboots y adaptaciones? Si la respuesta es sí, deberías haber visto The Nice Guys en el cine. No solo es uno de los pocos ejemplos de grandes estudios apoyando la originalidad sino que es también una de las mejores comedias del año con algunos de los personajes más memorables. El que haya fracasado en la taquilla es una pérdida para todos.

1. Sing Street

Es un poco incómodo poner en mi número uno a una película que parece haber sido cuidadosamente elaborada para agradarme específicamente a mí (en parte porque me siento predecible y en parte porque me hace pensar que vivo en The Matrix). Pero incluso con un primer acto algo lento y que a veces se pase de inverosímil, Sing Street es lo que todas las películas quieren ser, es inspiradora, infinitamente humana e inolvidable.