Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Trudeau gastará 114 millones de dólares en restaurar residencia oficial

Justin Trudeau, líder del Partido Liberal (segundo desde la derecha) y su familia llegan para votar a una casilla electoral en Montreal el lunes 19 de octubre de 2015. (Sean Kilpatrick/The Canadian Press vía AP)

Toronto (Canadá), 26 oct (EFE).- El primer ministro electo de Canadá, Justin Trudeau, y su familia no vivirán de momento en la residencia oficial destinada para el gobernante canadiense, situada en 24 Sussex Drive en Ottawa, para permitir la reparación de la vivienda.


Publicidad

El Partido Liberal de Canadá, que ganó con mayoría absoluta las elecciones generales del pasado 19 de octubre, dijo hoy en un comunicado que su líder, Trudeau, que asumirá el cargo de primer ministro a principios de noviembre, no se mudará de forma inmediata a la residencia oficial.

Mientras 24 Sussex Drive es renovada, Trudeau, su esposa Sophie y sus tres hijos vivirán en Rideau Cottage, una residencia situada en el terreno de Rideau Hall, la residencia oficial del Gobernador General de Canadá, quien ejerce como Jefe de Estado del país en representación de la reina de Inglaterra.

Es la primera vez que un primer ministro de Canadá y su familia vivirán en Rideau Cottage.

Precisamente Justin Trudeau es el primer gobernante canadiense que vivió y creció en 24 Sussex Drive cuando su padre, Pierre Elliot Trudeau, fue primer ministro canadiense de 1968 a 1979 y nuevamente de 1980 a 1984.

El traslado de Trudeau y su familia a la residencia oficial del primer ministro canadiense, un edificio con 34 habitaciones construido en 1866 y que ha sido la vivienda oficial del primer ministro canadiense desde 1951, se había convertido en un tema controvertido tras la victoria liberal en las elecciones generales.

La semana pasada, cuando se empezó a considerar la renovación de la residencia oficial, Ian Brodie, exjefe de gabinete del primer ministro en funciones, el conservador Stephen Harper, criticó la decisión de iniciar el mandato de Trudeau con “un cheque en blanco para renovar su nueva casa”.

24 Sussex Drive se encuentra en tan mal estado que la Comisión de la Capital Nacional, el organismo a cargo de preservar el legado histórico de Ottawa, ha presupuestado reparaciones por valor de 150 millones de dólares canadienses (114 millones de dólares estadounidenses).

El Partido Liberal dijo hoy en un comunicado que “el primer ministro electo tomará decisiones sobre 24 Sussex Drive una vez que haya recibido toda la información”.

Jean Chrétien, que fue primer ministro de Canadá de 1993 a 2003, declaró el domingo que la situación de la vivienda es tan mala que en una ocasión que recibió al entonces vicepresidente estadounidense, Al Gore, el único aire acondicionado que había era una máquina que él manejaba con sus manos.

Chrétien añadió que “no está bien cuando parecemos una panda de tacaños”. EFE