Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Julian Assange habla por internet en cumbre de la SIP

El fundador de ‘WikiLeaks’, Julian Assange, describió el lunes como absurdos los reportes de deserciones en su organización y dijo que su grupo ayudó a inspirar el movimiento ‘Ocupemos Wall Street’.


Publicidad

Durante una reunión de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) en Perú, Assange dijo a través de un enlace de video por internet desde Gran Bretaña que el mayor problema de ‘WikiLeaks’ es la prohibición de las compañías de tarjetas de crédito y del servicio de transferencia de pagos PayPal para procesar contribuciones.

“No hemos recortado ningún personal”, indicó, lo que calificó como “una excepción para la mayoría del mundo periodístico”.

Aunque se le pidió que diera datos específicos, no respondió cuánto personal tiene ‘WikiLeaks’ ni ofreció detalles sobre sus finanzas.

“Hemos estado placenteramente en una posición financiera lo bastante fuerte para sobrevivir por completo de nuestras reservas de efectivo durante los últimos 11 meses”, dijo Assange.

Confía en ganar demanda
Agregó que ‘WikiLeaks’ espera imponerse en la acción jurídica que emprendió en la Unión Europea contra corporaciones que bloquearon los pagos el año pasado después de que la organización dedicada a filtrar secretos por la red facilitó la publicación de decenas de miles de cables diplomáticos de Estados Unidos y documentos delicados sobre los conflictos en Afganistán e Irak.

Dijo que el floreciente movimiento ‘Ocupemos Wall Street’, el cual atribuye la crisis financiera global a la avaricia corporativa, “está en parte inspirada por nuestras actividades”, y afirmó que “el apoyo comunitario y de los medios a WikiLeaks nunca ha sido tan fuerte”.

En cuanto a las aseveraciones de que ‘WikiLeaks’ podría estar dividiéndose o debilitándose, Assange señaló que los reportes que circularon el año pasado sobre que 12 personas abandonaron la organización fueron “absolutamente absurdos”.