Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Liberación de rehenes de las FARC demoraría entre uno y dos meses

BOGOTA (AP) Entre uno y dos meses podría demorar la liberación de seis miembros de la fuerza pública secuestrados hace más de una década por la guerrilla de las FARC, advirtió este jueves la vocera designada por la ex senadora Piedad Córdoba para esa misión.


Publicidad

“Estamos asumiendo que la liberación durará entre uno y dos meses por la dificultad de comunicaciones que hay para que lleguen los comunicados de las FARC”, dijo Marleny Orjuela, directora de una organización no gubernamental que desde hace más de más de 10 años lucha por la libertad de policías y militares en cautiverio.

Dos días atrás, las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) anunciaron que entregarán a Córdoba y a un grupo de mujeres a seis de los 12 militares que tienen en su poder desde fines de los años 90.

El grupo ilegal, sin embargo, sólo entregó el nombre de tres de los seis uniformados que volverán a la libertad: los subintendentes de la policía Jorge Trujillo Solarte, de 41 años, y Jorge Humberto Romero Romero, de 49, y el cabo primero José Libardo Forero Carrero, de 42, hechos rehenes el 11 de julio de 1999 en zona rural del municipio de Puerto Rico, departamento de Meta, unos 210 kilómetros al sureste de Bogotá.

“En breve anunciaremos la identidad de los otros tres” que serán liberados, precisaron las FARC.

José Libardo Forero, Jorge Humberto Romero y Jorge Trujillo Solarte

“Ya dieron tres nombres y esperamos que den los otros tres lo antes posible porque las familias (de los otros uniformados) están ansiosas”, agregó Orjuela en entrevista telefónica con The Associated Press.

“Tenemos la esperanza de tenerlos vivos y libres a todos nuestros seres queridos secuestrados que llevan 12 y 13 años pudriéndose en las selvas colombianas“, agregó la activista, quien desde hace más de 12 años trabaja para lograr la libertad de los cautivos luego de que las FARC tuvieron un sobrino suyo en su poder.

Según dijo, próximamente se reunirá con delegados del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), que han servido de facilitadores en anteriores liberaciones, y el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, quien fue designado el martes por el presidente Juan Manuel Santos como vocero único de su gobierno para el proceso de liberación.

“Pero no tengo ni la fecha ni la hora para esas reuniones”, advirtió Orjuela, quien observó que aún no está claro si Brasil será –como en ocasiones pasadas– el garante de las liberaciones.

La víspera, la ex congresista Córdoba expresó en la emisora local RCN que no se aventuraba a dar una eventual fecha para las liberaciones porque “me da mucho miedo de que pueda pasar alguna cosa y es mejor esperar”.

Monseñor Leonardo Gómez Serna, obispo del municipio de Magangué en el departamento de Bolívar, 520 kilómetros al norte de la capital colombiana, destacó el jueves como “positivo” el anuncio de las FARC y dijo estar dispuesto –como en pasadas ocasiones– a integrar la comisión humanitaria que recogerá a los seis rehenes, “siempre y cuando la Conferencia Episcopal me autorice”.

“Sepan que el drama de ustedes es nuestro propio drama. Nosotros, como colombianos, no nos sentimos plenamente felices mientras haya gente que esté privada de la libertad, mientras haya gente que esté sufriendo en las montañas por la insensatez de algunos que retienen a la gente”, agregó el prelado en diálogo telefónico con la AP dirigiéndose a los rehenes.

Los otros nueve policías y militares que eventualmente podrían ser liberados por parte de las FARC son los sargentos del ejército Luis Alfredo Moreno Changüeza y Robinson Salcedo, secuestrados en agosto de 1998; Luis Arturo Arcia y Luis Alfredo Beltrán, capturados en marzo de ese mismo año; y los suboficiales de la policía César Augusto Lazzo Monsalve, retenido en noviembre de 1998; Carlos José Duarte Rojas y Wilson Rojas Medina, en julio de 1999; Roberth Hernán Guaquez Nupan, en mayo de 2003, y Luis Hernando Peña Bonilla, secuestrado en noviembre de 1998 y quien según militares que fueron liberados en julio de 2008 habría muerto a manos de los rebeldes.

Según se traduce del comunicado de las FARC, de ese listado de nueve rehenes saldrían los nombres de los otros tres uniformados que serían liberados.

Entre enero de 2008 y febrero de 2011 las FARC le han entregado a la ex senadora Córdoba a no menos de 20 secuestrados, entre políticos, militares y policías.

Notas relacionadas:

n 2011 fueron secuestradas 258 personas en Colombia

En mensaje navideño, Santos pide liberación de secuestrados

FARC tiene compromiso de liberar a a 6 rehenes en enero, admite un mediador