Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Dudan sobre capacidad de Chávez para ir a elecciones

CARACAS (AP) — El presidente Hugo Chávez reveló el martes que se someterá a una nueva operación en La Habana debido a que en Cuba se encuentra el equipo médico que ya lo trató y que recién le detectó una lesión en la misma región donde en junio le extirparon un tumor canceroso.


Publicidad

Avanzada la noche, durante una llamada telefónica que realizó a la televisora estatal, el mandatario informó que ya definió que se operará próximamente en La Habana, y que todo ya está acondicionado para recibirlo.

El sorpresivo anuncio de que el presidente Hugo Chávez deberá someterse a una nueva cirugía despertó incertidumbre en un país que va camino a una campaña presidencial luego que la oposición eligiera al gobernador del estado central de Miranda, Henrique Capriles, como el rival que enfrentará al mandatario el 7 de octubre.

Aunque opositores y analistas afirmaron que es apresurado predecir qué sucederá en el futuro político inmediato, coincidieron en señalar que todo dependerá de las próximas decisiones que tome Chávez: ¿se separará temporalmente del gobierno? ¿Delegará el cargo en el Vicepresidente? ¿Es posible que se retire de la contienda electoral y nombre a uno de sus estrechos colaboradores como el candidato oficialista?

Lo cierto es que estas preguntas están en boca de la opinión pública venezolana e internacional de manera insistente.

El propio Chávez dio algunos indicios acerca de sus próximos pasos en una conversación telefónica con Vanessa Davis, presentadora del programa nocturno de entrevistas en la televisión estatal.

Comentó que “mañana (el miércoles) estaré trabajando todo el día, revisando cosas, firmando papeles, reuniéndome con el gobierno, el partido, las fuerzas armadas, dando instrucciones, ordenes, actualizando las cosas sobre todo por el asueto de estos días, preparándome para el fin de semana”, sin dar otros detalles.

Aprovechó para “pedirle al pueblo, a los líderes, que si ya la próximas semanas, lamentablemente no me van a ver, y lamentablemente lo digo, me da mucho dolor decirlo, no voy a poder seguir con el ritmo que iba in crescendo, sobre todo desde diciembre, enero, febrero; ¡no voy a poder! porque estoy obligado a atender está nueva circunstancia, a repensar mi agenda personal y bueno a cuidarme y ha enfrentar lo que haya que enfrentar”.

“Como ya les dije, todavía nadie puede decir si esta lesión detectada es cancerígena o no, sin embargo, la probabilidad que lo sea existe y es alta porque está en el mismo sitio de la otra lesión, la anterior, bueno, hay que esperar que extraigan esa lesión y los exámenes que llaman patológicos”.

“Si resultara maligna, entonces habrá que entrar en otra fase, seguramente de radioterapia focalizada, eso me va a frenar, me frenaría por supuesto, pero bueno, quién dijo que Chávez es un solitario, quién dijo que de la agenda de Chávez va a depender la revolución, no, yo cumplo mi tarea, va a depender del pueblo organizado, consciente”

Si la historia sirve de ejemplo, durante la convalecencia que enfrentó Chávez en la segunda mitad del año pasado, el gobernante solo delegó temporalmente algunas funciones administrativas y de manejo del presupuesto en su vicepresidente y estrecho colaborador, Elías Jaua, y en el ministro de Planificación, Jorge Giordani.

El director de la encuestadora local Datanálisis, Luis Vicente León, dijo el martes que la recaída del mandatario “tendrá impactos relevantes” en la situación política y en la campaña electoral que inicia formalmente en julio —cuyo alcance está por verse— y que éste no es el “mejor escenario” para el popular mandatario.

El analista sostuvo que aunque Chávez regrese a la campaña enérgico “difícilmente podrá evitar las comparaciones con un adversario del perfil Capriles”, quien es un joven político de 39 años de aspecto enérgico y atlético.

“Nosotros vamos a seguir haciendo una campaña a lo largo y ancho del país”, dijo a la Associated Press Armando Briquet, jefe del comando de campaña de Capriles, al descartar que la complicación de la salud del mandatario pueda llevar a cambiar el calendario electoral que fijó el Consejo Nacional Electoral a finales del año pasado. “Hay un marco institucional. Están las reglas definidas. No hay razón de agitación (política en el país)”.

Briquet dijo a la AP que aunque la oposición ha criticado insistentemente “la falta de información real” sobre la salud de Chávez, le deseaba una “recuperación total y absoluta” para que pueda enfrentarse a Capriles.

El mandatario negó los insistentes rumores que circularon últimos días. “Desmiento totalmente lo que circula de que tengo metástasis en el hígado o no sé donde más”, dijo. “Que el cáncer está regado por todo el cuerpo y que ya me estoy muriendo… Los exámenes rigurosamente hechos en La Habana indican que no tengo metástasis en ninguna parte”.

A Chávez le detectaron cáncer a mediados del año pasado en Cuba, donde fue sometido a dos intervenciones para atenderle un absceso pélvico y, posteriormente, para extraerle un tumor que él aseguró que era del tamaño de una pelota de béisbol.

Entre julio y septiembre el gobernante fue sometido a cuatro fases de quimioterapia en La Habana y Caracas. En octubre pasado anunció públicamente que estaba curado, y que ya no tenía células cancerosas en su cuerpo. Y en los últimos meses se ha visto bastante recuperado, vigoroso y ha retomado la totalidad de sus actividades, que incluyen maratónicos discursos televisados.

______

Notas relacionadas:

Chávez admite que puede tener, otra vez, cáncer