Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Archidiócesis de Miami suspende a sacerdote tras denuncia de abuso sexual

La Archidiócesis de Miami (Florida) anunció este jueves que ha retirado de sus funciones a un sacerdote demandado por un hombre de 34 años que le acusa de haber abusado sexualmente de él en 1994, mientras se resuelve el caso.


Publicidad

La demanda contra Rolando García fue presentada por Tony Simmons, quien sostiene que mantuvo relaciones sexuales con el sacerdote a cambio de dinero.

En un comunicado divulgado hoy, la Archidiócesis señaló que nada más enterarse de la demanda retiró de su cargo a García y anunció que “ofrecerá consejería a la posible víctima y llevará a cabo una investigación siguiendo los procedimientos especificados en el programa ‘Protegiendo a los Niños de Dios'”.

En agosto pasado, cuando surgió una primera alegación contra García, el arzobispo de Miami, Thomas Wenski, instruyó un expediente en el que se le suspendía de sus funciones sacerdotales en la parroquia de Santa Ágata hasta que la investigación de los hechos concluyera.

“García fue extremadamente cooperativo y, de forma voluntaria, se sometió a un detector de mentiras que respaldó su versión de que nunca abusó de nadie en ningún momento”. La Archidiócesis también se entrevistó entonces con la supuesta víctima.

Concluida la investigación, y por recomendación de la Junta Examinadora de la Archidiócesis, “se determinó que la alegación no era creíble”, por lo que Wenski restituyó al sacerdote en su puesto en la parroquia, tras una suspensión de diez días.

Posteriormente, Simmons presentó una demanda contra García y la Archidiócesis de Miami. “Esperamos realizar el mismo proceso” en este nuevo caso, apuntó la entidad religiosa.

“Durante este tiempo, pedimos oraciones para los fieles de la parroquia de Santa Ágata, el padre García y todos los afectados por la última acusación”, señaló Mary Ross Agosta, directora de comunicaciones de la Archidiócesis. EFE