Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Tres muertos y 79 heridos en nuevo atentado en China

Pekín, 30 abr (EFE).- Tres personas murieron y 79 resultaron heridas en un ataque con explosivos y armas blancas ocurrido hoy, miércoles, en una estación de tren en Urumqi (capital de la región noroccidental china de Xinjiang), informó la agencia oficial Xinhua.

Pekín, 30 abr (EFE).- Tres personas murieron y 79 resultaron heridas en un ataque con explosivos y armas blancas ocurrido hoy, miércoles, en una estación de tren en Urumqi (capital de la región noroccidental china de Xinjiang), informó la agencia oficial Xinhua.


Publicidad

Se trata del segundo atentado terrorista que se produce en una instalación ferroviaria del país asiático en dos meses.

Cuatro de los heridos presentan heridas graves, informaron las autoridades de Xinjiang, región autónoma donde en los últimos años se han registrado numerosos enfrentamientos armados entre las fuerzas de seguridad y movimientos separatistas de etnia uigur, de religión musulmana, que han causado decenas de muertos.

El suceso de hoy ocurrió a las 19.10 hora local (11.10 GMT) en la salida de la Estación Sur de Urumqi, cuando un grupo de personas armadas con cuchillos atacó a viandantes y detonó varios explosivos.

Testigos citados por la agencia oficial china afirmaron haber escuchado dos fuertes explosiones cuya onda expansiva se notó en edificios cercanos: “Fueron tan potentes que pensé que había habido un terremoto”, señaló a Xinhua uno de ellos, que se alojaba en un hotel de la zona.

“Nunca pensé que esto pudiera pasarme a mí”, declaró a Xinhua uno de los heridos, Zhang Bin, quien en el momento del ataque se dirigía a la estación para recibir a un amigo que llegaba en tren.

“Si es un acto deliberado, no entiendo por qué quieren herir a civiles inocentes”, añadió Zhang, hospitalizado en un centro médico de la capital regional.

La estación donde se produjo el ataque es una de las tres de Urumqi, y la mayor de Xinjiang. La zona estaba siendo preparada para una ceremonia de inauguración de nuevos servicios de enlace ferroviario con otras ciudades de la región autónoma.

El ataque, que el Gobierno chino ha calificado de “acto terrorista”, se produce apenas dos días después de que visitara la conflictiva región de Xinjiang el presidente chino, Xi Jinping, precisamente para pedir a las fuerzas del orden que aumentaran la lucha contra el terrorismo en la zona.

Tras conocerse el suceso de hoy, el presidente chino pidió a las autoridades que no bajen la guardia, ya que la lucha contra grupos armados en Xinjiang es una labor “a largo plazo”.

“La batalla para combatir la violencia y el terrorismo no permite ni un momento de relajación, y se deben tomar acciones decididas para acabar con este momento de creciente acción terrorista”, señaló el presidente desde Pekín.

“Hay que garantizar la seguridad y la estabilidad social”, urgió Xi, quien destacó la necesidad de proteger a pueblos “de todos los grupos étnicos”.

El atentado se produce en la víspera de las festividades nacionales por el Primero de Mayo, y dos meses después de que el pasado 1 de marzo un ataque con armas blancas similar causara 29 muertos y 143 heridos en otra estación de ferrocarril china, en la ciudad meridional de Kunming.

Aquel suceso fue atribuido por el régimen comunista a grupos islamistas radicales que buscan la independencia de Xinjiang, principalmente bajo el nombre de Movimiento Islámico del Turkestán Oriental.

Xinjiang, fronteriza con Afganistán y Pakistán, está habitada por varias etnias musulmanas ligadas a los pueblos de Asia Central, como los uigures, y según el Gobierno chino en ella operan grupos terroristas ligados a la organización radical islámica Al Qaeda.

Sin embargo, grupos uigures en el exilio acusan a Pekín de usar el terrorismo como excusa para reprimir la religión y la cultura de este pueblo.

En julio de 2009, enfrentamientos étnicos entre uigures y chinos han (mayoría en el país) produjeron alrededor de 200 muertos también en Urumqi, en el peor episodio de violencia étnica ocurrido en China en décadas.

En octubre de 2013, cinco personas murieron y 40 resultaron heridas cuando un automóvil arrolló a grupos de turistas en la entrada de la Ciudad Prohibida de Pekín, otro suceso que el Gobierno comunista ligó al terrorismo de Xinjiang. EFE