Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Líder de oposición siria pedirá a EEUU armas y misiles antiaéreos

Washington, 7 may (EFE).- El líder de la opositora Coalición Nacional Siria (CNFROS), Ahmed Yarba, prevé pedir armas y misiles antiaéreos al Gobierno estadounidense para recuperar el impulso de los rebeldes, que hoy comenzaron a replegarse de uno de sus feudos principales, el casco antiguo de la ciudad de Homs.

Misiles

Washington, 7 may (EFE).- El líder de la opositora Coalición Nacional Siria (CNFROS), Ahmed Yarba, prevé pedir armas y misiles antiaéreos al Gobierno estadounidense para recuperar el impulso de los rebeldes, que hoy comenzaron a replegarse de uno de sus feudos principales, el casco antiguo de la ciudad de Homs.


Publicidad

Los rebeldes necesitan “armas eficaces para hacer frente a las ofensivas (del régimen de Bachar Al Asad), que incluyen ataques aéreos, para que podamos cambiar el equilibrio de poder sobre el terreno”, dijo hoy Yarba en su primer acto público en Washington, donde estará de visita hasta el próximo 14 de mayo.

“Eso permitiría una solución política”, agregó el líder opositor sirio en una conferencia en el centro de estudios Instituto Estadounidense para la Paz (USIP), en Washington.

En una entrevista con el diario New York Times, Yarba precisó que entre las armas que prevé pedir están misiles antiaéreos, con el fin de contrarrestar los bombardeos de las fuerzas de Al Asad.

“No estamos pidiendo a nuestros amigos (estadounidenses) que envíen a sus hijos a nuestro país, ni tampoco estamos pidiendo una intervención directa, ni siquiera desde el aire”, indicó Yarba en la entrevista, que tuvo lugar el martes por la noche y fue publicada hoy en la edición digital del diario.

“Estamos pidiendo armas antiaéreas con el fin de neutralizar estos aviones, que nos están lanzando barriles de explosivos”, señaló Yarba, refiriéndose a las bombas que usa la fuerza aérea siria, fabricadas con barriles llenos de explosivos.

“Y tenemos planes y garantías de que estas armas no caerán en las manos equivocadas”, afirmó el líder opositor.

Yarba confirmó además al rotativo neoyorquino que los rebeldes sirios han empezado a recibir misiles antitanque TOW de Estados Unidos, y que su uso ha demostrado que son capaces de mantener el control de armas avanzadas.

Este tipo de misiles, con un alcance de unos 4 kilómetros, puede perforar fortificaciones o gruesas capas de acero.

Desde mediados del año pasado, la Agencia Central de Inteligencia (CIA) está proporcionando armamento ligero y entrenamiento desde Jordania a facciones opositoras al régimen de Al Asad, aliado de Irán y Rusia, y en los últimos meses ha comenzado a intensificar su aportación a la guerra civil siria con armas más avanzadas.

Según algunos medios, la Casa Blanca también debate si dotar a los rebeldes con misiles antiaéreos ligeros que puedan poner freno a la superioridad aérea de Damasco, pero teme que esas armas puedan caer en manos de grupos islámicos extremistas en el caos de Siria, donde los bandos opuestos a Al Asad luchan también entre ellos.

Un alto funcionario estadounidense, que pidió el anonimato, dijo este lunes a los periodistas que Washington está “frustrado” ante la “asimetría militar sobre el terreno” y sigue buscando formas de ayudar a los rebeldes a superarla.

Yarba tiene previsto encontrarse este jueves con el secretario de Estado, John Kerry, y se espera que también se reúna con el presidente estadounidense, Barack Obama, probablemente a principios de la próxima semana, indicaron a Efe fuentes de la Casa Blanca.

El Pentágono no ha informado por el momento de posibles reuniones con Yarba, que viaja acompañado por el nuevo jefe del ala militar de la oposición siria, el general Abdul Ilah Al Bashir.

El líder opositor restó hoy importancia a la retirada de los rebeldes de su bastión en Homs por considerar que la guerra no es cuestión de una ciudad u otra, sino de todo el país, y condenó a Al Asad por desarrollar su campaña de reelección “sobre los cadáveres de los sirios”. EFE