Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Airbus acusó a pilotos, a TAM y aeropuerto por tragedia de 2007, según diario

Sao Paulo, 1 sep (EFE).- La constructora europea Airbus rechazó asumir responsabilidad en la mayor tragedia aérea de la historia brasileña, protagonizada por un avión de la aerolínea TAM que no pudo aterrizar en el aeropuerto de Congonhas, en Sao Paulo, en julio de 2007, causando 199 muertos, informó hoy un diario local.


Publicidad

Según el diario Folha de Sao Paulo, el fabricante europeo a través de sus abogados en Brasil, dijo a la Justicia que los dos pilotos, TAM y las condiciones de la pista -que pasaba por reforma- fueron los responsables por el desastre ocurrido el 17 de julio de 2007 en el que murieron los 187 ocupantes y 12 personas en tierra.

De acuerdo con la copia de la posición de Airbus ante la Justicia civil brasileña, citada por el diario brasileño, es la primera vez que el fabricante europeo culpa al resto de los involucrados, incluida TAM, su cliente más importante en Latinoamérica y que presta servicios técnicos en Brasil para la compañía.

El A320 de Airbus era el modelo del avión del desastre, que en una tarde de lluvia no frenó al aterrizar en Congonhas y salió del aeropuerto, hasta cruzar una avenida e incendiarse contra un depósito de cargas vecino de la propia aerolínea TAM.

El fabricante responde a un juicio en Brasil, según Folha, por 350 millones de reales (156,2 millones de dólares) promovido por la compañía Itaú Seguros, aseguradora de TAM y encargada de pagar las indemnizaciones de la tragedia.

“Los pilotos, según la constructora, no usaron el procedimiento correcto para un avión con reversor de velocidad inoperante, como el caso del A320 aquel día”, dice la nota del diario brasileño.

De acuerdo con la presentación del estudio Levy&Salomon, “todos los factores: como incumplimiento de procedimiento de aterrizaje, los problemas en el Aeropuerto de Congonhas y de la aviación civil brasileña contribuyeron en forma directa y significativa para que el accidente se concretara con la dimensión que tuvo”.

Según la Policía Federal de Brasil en 2009, la investigación concluyó que el comandante Kléber Aguiar Lima, debido a que un reversor no estaba en operación, durante el aterrizaje puso una manigueta en la posición de aceleración y no en la de freno.

La Fuerza Aérea de Brasil (FAB), por su parte, investigadora del accidente, no encontró pruebas que puedan apuntar responsabilidades de los pilotos sobre problemas en el reversor.

Infraero, administradora aeroportuaria, según Folha, “fue la única que rebatió la acusación de Airbus y sostuvo que la pista de Congonhas estaba y está en buenas condiciones”.

De manera oficial, Airbus, TAM e Ifreaero evitaron pronunciarse hasta el momento sobre el nuevo asunto del caso. EFE