Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Texas contra la entrada a EEUU de viajeros de países con ébola

Foto del 2011 provista por Wilmot Chayee donde se ve a Thomas Eric Duncan en una boda en Ghana. Duncan es el primer paciente que es diagnosticado con ébola en EEUU. (Foto AP/Wilmot Chayee)

Austin (EE.UU.), 17 oct (EFE).- El gobernador de Texas, Rick Perry, solicitó hoy al presidente estadounidense, Barack Obama, que prohíba la entrada al país de los pasajeros procedentes de Liberia, Sierra Leona y Guinea Conakry, los más afectados por la crisis del ébola.


Publicidad

“El virus cruza fronteras por aire, así es como llegó en un primer momento a Texas. Por eso, creo que prohibir la entrada de pasajeros procedentes de los países más golpeados por el ébola es lo correcto”, dijo Perry en una rueda de prensa.

El gobernador se refirió así a Thomas Eric Duncan, el ciudadano liberiano que llegó con ébola a Dallas, falleció el pasado 8 de octubre y que contagió a dos de las enfermeras que lo atendieron.

Perry también solicitó a Obama que prohíba viajar a las personas que han estado expuestas al virus en Texas, como los 75 trabajadores sanitarios que atendieron a Duncan, junto a las enfermeras Nina Pham y Amber Vinson, que han contraído el ébola y están siendo tratadas.

“Le he pedido al presidente que considere su autoridad para poner a estas personas en una lista que las aerolíneas respeten”, insistió.

Vinson tomó un vuelo desde Cleveland (Ohio) a Dallas horas antes de ser ingresada y cuando ya tenía décimas de fiebre, por lo que expuso a decenas de pasajeros en el avión.

El gobernador explicó que las autoridades sanitarias tienen bajo observación a los pasajeros del avión y, en especial, a las ocho personas cuyos asientos estaban ubicados más cerca de la enfermera.

“Me parece de sentido común que alguien que ha estado cerca o que ha tratado al paciente no exponga a otras personas, que no salgan del estado, que no se monten en un crucero”, afirmó el gobernador.

Este viernes se supo que uno de los trabajadores sanitarios que atendió el caso de Duncan, y que forma parte del grupo de 75 que se considera en riesgo, está en un crucero en el Caribe.

Fuentes del Departamento de Estado informaron de que esta persona está bajo observación y que no padece síntomas de ébola, pero las autoridades de Belice y México no permitieron al crucero atracar en sus puertos.

Finalmente, Perry admitió que “hay un amplio margen de mejora” en la gestión de la crisis del ébola, “desde los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) al hospital”.

“Es indefendible que una de las enfermeras que trató a Duncan fuera autorizada a volar de Ohio a Dallas después de reportar que tenía fiebre”, agregó el gobernador. EFE