Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Greenpeace busca excluir a periodistas de caso en Perú

LIMA (PERÚ) 08/12/2014. Foto difundida por la organización ambiental Greenpeace quien desplegó el 8 de diciembre de 2014, un mensaje en una zona de las Líneas de Nazca, al sur de Perú, dirigido a los líderes que participan en la cumbre sobre cambio climático de las Naciones Unidas (COP20) para que pongan fin a los combustibles fósiles. Activistas de Greenpeace de Alemania, Argentina, Austria, Brasil, Chile, España e Italia colocaron, en letras gigantes, el letrero "Tiempo de cambio: El futuro es renovable", en el desierto de Nazca, donde se encuentran los enormes geoglifos preincaicos. EFE/Greenpeace/

Perú (AP) — Greenpeace dijo el martes que le reveló a fiscales peruanos los nombres de cuatro activistas que estaban involucrados en una protesta en favor de la energía renovable realizada en las líneas de Nazca, un afamado sitio arqueológico de ese país, en una acción que provocó una indignación generalizada en Perú.


Publicidad

Tras revelar los nombres de los activistas, el grupo también instó a los fiscales a excluir de su investigación penal a los dos periodistas que cubrían el hecho, ocurrido el ocho de diciembre: el fotógrafo de The Associated Press Rodrigo Abd, y el videógrafo de Reuters, Herbert Villarraga.

Las autoridades peruanas acusaron a los activistas de causar un daño irreversible a uno de los más importantes tesoros culturales del país al usar un frágil desierto como telón de fondo para enviar un mensaje ambientalista.

Las líneas forman estilizadas figuras de animales y de objetos que fueron grabadas por una cultura precolombina y son consideradas Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO. Los activistas caminaron sobre las oscuras arenas del lugar para poner al costado de una figura icónica, el colibrí, un mensaje, en letras de tela amarilla, que en inglés se lee: “Es el momento de cambiar, el futuro es renovable”.

Funcionarios peruanos dijeron que la protesta dejó huellas que estropearon el colibrí y exigieron los nombres de los involucrados en la misma. Greenpeace pidió disculpas y propuso reparar económicamente cualquier daño que hubiera causado pero, hasta ahora, ha evitado identificar a la mayoría de los 20 activistas que dice que participaron en la protesta.

Martín Prieto, funcionario de Greenpeace en Argentina, dijo a la Associated Press que los dos principales responsables del hecho son alemanes Wolfgang Sadik, un arqueólogo, y Martin Kaiser, el principal coordinador de las actividades de la organización durante la conferencia de cambio climático de la ONU celebrada en Lima.

Sus declaraciones juramentadas, así como las de otros dos implicados, fueron el martes entregadas a una fiscal de provincia, dijeron funcionarios de Greenpeace.

“Es una decisión personal de quiénes participaron en el hecho el ofrecer sus nombres a la fiscalía. Lo que se ha dado al fiscal incluye las declaraciones ofrecidas por cuatro personas que participaron y que dieron su nombres, direcciones y una descripción de su rol” en la acción de la organización, dijo Mike Townsley un portavoz de Greenpeace en un correo electrónico.

A la fecha, los fiscales han acusado públicamente a tres personas: el argentino Mauro Fernández y los dos periodistas.

Prieto, director regional de Greenpeace para Argentina, Colombia y Chile, dijo a la AP que el grupo quiere que un panel internacional de expertos haga una evaluación de los daños y determine la mejor manera de repararlos.

La ministra de Cultura del Perú, Diana Álvarez-Calderón, rechazó la oferta y dijo que expertos peruanos se encuentran adelantando ese estudio.

“No sabemos si podremos revertir el daño”, dijo el lunes la ministra a la cadena radial RPP.

La AP ha solicitado que la fiscal retire su pedido de prisión preventiva para Abd, quien es residente de Perú y se encuentra actualmente en su país natal, Argentina, en una asignación para la agencia.

Santiago Lyon, Vicepresidente de AP y Director de Fotografía de la agencia, defendió el derecho de Abd de cubrir el evento.

“Rodrigo Abd es un fotoperiodista reconocido internacionalmente. Él está comprometido con los más altos estándares éticos y de integridad periodística de la AP”, dijo. “Se debe permitir a las organizaciones noticiosas independientes ser testigos de los sucesos noticiosos sin temor a interferencia o represalias gubernamentales”.

La Asociación de Prensa Extranjera en el Perú y el Instituto Prensa y Sociedad de Perú solicitaron a las autoridades que excluyeran del proceso penal a los periodistas.

La Sociedad Interamericana de Prensa sumó su voz el lunes a favor de los periodistas.

“Las limitaciones al libre ejercicio profesional y la movilización de los periodistas se oponen a la libertad de prensa”, afirmó la organización.