Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Surcoreanos vuelven a lanzar propaganda antiPyongyang cerca de la frontera

Seúl, 20 ene (EFE).- Activistas surcoreanos volvieron a lanzar hoy globos con panfletos y otros materiales críticos con Pyongyang cerca de la frontera con Corea del Norte, acción que podría suscitar represalias del Norte y obstaculizar el diálogo entre ambos países.


Publicidad

La campaña de panfletos ha sido una fuente constante de tensión entre las dos Coreas, y en ocasiones ha dado lugar incluso a intercambios de fuego, como el ocurrido el pasado 10 de octubre.

“Tal y como anunciamos en noviembre, hemos lanzado 100.000 panfletos antinorcoreanos cerca de Paju (localidad fronteriza)”, confirmó hoy a la agencia local Yonhap un portavoz de “Luchadores por unaCorea del Norte Libre”, organización surcoreana responsable de esta acción.

Los activistas decidieron no enviar junto con los globos copias de la controvertida película “The Interview“, siguiendo así la petición expresa que hizo en este sentido la presidenta surcoreana, Park Geun-hye, el pasado martes.

No obstante, amenazaron con enviar más adelante los DVD de la comedia, calificada por Pyongyang como una “declaración de guerra” y en la que se muestra el asesinato del líder norcoreano Kim Jong-un, “si Corea del Norte no acepta la oferta de diálogo de Seúl”, según el citado portavoz.

Pyongyang ha exigido a Seúl prohibir estas campañas si quiere mejorar los lazos bilaterales, pero Corea del Sur defiende que hacerlo iría en contra de la libertad de expresión.

Muchos analistas han destacado lo paradójico de esta postura en un país que cuenta con la criticada Ley de Seguridad Nacional, que data de la Guerra Fría y, por ejemplo, prohíbe alabar públicamente al vecino del Norte.

En cualquier caso, Seúl teme que el envío de copias de “The interview“, película que además motivó el controvertido ciberataque contra el estudio Sony Pictures que la Oficina Federal de Investigaciones de EE.UU. (FBI) atribuye a Corea del Norte, pueda acarrear un incidente aún más grave que el de octubre. EFE