Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Maduro elogia posición de Obama sobre Cuba

El presidente estadounidense Barack Obama y la primera ministra de Jamaica, Portia Simpson-Miller, durante una reunión bilaterial en la casa de gobierno Jamaica House, el jueves 9 de abril de 2015, en Kingston, Jamaica. Obama decidirá pronto si saca a Cuba de la lista de estados patrocinadores del terrorismo, dijo el jueves al comienzo de un viaje de tres días al Caribe y Centroamérica. (Foto AP/Pablo Martínez Monsiváis)

KINGSTON, Jamaica (AP) — El presidente de Venezuela Nicolás Maduro elogió el jueves la declaración del mandatario estadounidense Barack Obama, quien dijo que decidirá pronto si saca a Cuba de la lista estadounidense de países patrocinadores del terrorismo. Obama tocó el tema al iniciar un viaje de tres días al Caribe y Centroamérica, que incluye su asistencia a la Cumbre de las Américas, a la que también acudirá el presidente cubano Raúl Castro.


Publicidad

Nicolás Maduro expresó la esperanza de que las declaraciones de Obama puedan “abrir una puerta para iniciar una nueva era histórica de relaciones entre Venezuela, América Latina libre y soberana, y el imperio de Estados Unidos”.

El mandatario venezolano hizo estas declaraciones en un acto en el que sus partidarios le entregaron un documento con, dicen, más de 10 millones de firmas en contra de la reciente decisión de Obama de declarar a Venezuela una amenaza para la seguridad de Estados Unidos.

Maduro planea entregarse ese documento a Obama durante la Cumbre de las Américas, a pesar de que el martes pasado la Casa Blanca se retractó.

Obama ha dejado entrever que está dispuesto a sacar a Cuba de la lista como parte su iniciativa más amplia de reanudar las relaciones diplomáticas con la isla. La Habana ha solicitado desde hace mucho que la saquen de la lista, pero Obama no ha tomado la decisión, alegando que primero el Departamento de Estado tenía que emitir una recomendación oficial tras un análisis.

El presidente, quien habló después de una reunión con la primera ministra jamaiquina Portia Simpson Miller en Kingston, dijo que ese análisis ya se completó y que está esperando la recomendación de sus asistentes. La decisión pudiera tomarse esta misma semana, cuando Obama y el presidente cubano Raúl Castro coincidan en la Cumbre de las Américas en Panamá.

“Durante este proceso, nuestro énfasis ha sido en los hechos”, dijo Obama. “Queremos asegurarnos que dado de que se trata de una poderosa herramienta para aislar a los países que realmente apoyan el terrorismo, que cuando hagamos esas designaciones, que tengamos evidencias fuertes y que cuando las circunstancias cambien, que también se modifique la lista”.

Cuba es uno de cuatro países que quedan en la lista de naciones que Estados Unidos ha acusado repetidas veces de apoyar el terrorismo global: Irán, Sudán y Siria son los otros tres. La designación no sólo hiere el orgullo de Cuba, sino que también restringe el acceso de La Habana al crédito y a los sistemas financieros.

La presencia de Cuba en la lista ha sido un punto de roce en el esfuerzo por reanudar las relaciones diplomáticas entre los dos países, pero ha habido señales de que Estados Unidos ha decidido no retirar a la isla de la lista mientras se deciden otros asuntos espinosos, como las restricciones a los diplomáticos estadounidenses en La Habana.

Obama habló durante la primera jornada completa de su viaje a Jamaica y Panamá, donde espera lograr avances ante la influencia de China y el poderío cada vez más débil de Venezuela, que en otra época fue el mayor productor de petróleo de la región. Simpson Miller agradeció a Obama la iniciativa por mejorar las relaciones con Cuba, “nuestro vecino más cercano”.

“Estamos muy felices de decirle, señor presidente, que está en el lado correcto de la historia”, dijo Simpson Miller.

Después de una llegada discreta a Kingston el miércoles por la noche, Obama rápidamente rindió homenaje a Bob Marley, estrella jamaiquina del reggae y héroe cultural del país, con una visita no anunciada a su museo. Obama recorrió la antigua residencia de Marley mientras la canción “One Love” sonaba en los altavoces del edificio.

“La visita que hice anoche a la casa de Bob Marley es una de las cosas más divertidas que he hecho desde que soy presidente”, dijo Obama el jueves y agregó que siempre ha sido fanático de Marley.

Obama también planeaba reunirse el jueves con otros líderes de la Comunidad del Caribe, de 15 miembros y hablar a líderes jóvenes de la región en un foro, continuando así la tradición de vincular a las nuevas generaciones con instituciones extranjeras políticas y de la vida social.

En el Caribe, la seguridad energética es la prioridad de la agenda de Obama, en momentos que Washington trata de llenar el vacío dejado por la reducción en la diplomacia regional petrolera de Venezuela. Previamente este año, el vicepresidente Joe Biden recibió a los primeros ministros y otros altos funcionarios de todos los países caribeños, excepto Cuba, en la primera Cumbre de Seguridad Energética del Caribe, celebrada en Washington.

En una entrevista por escrito con la agencia española de noticias EFE antes de llegar a Panamá, Obama continuó los esfuerzos de su gobierno por aliviar el impacto de las sanciones recientemente anunciadas contra varios venezolanos en protesta por la ofensiva del presidente Nicolás Maduro contra la oposición. Maduro ha dicho que las sanciones son una agresión directa contra Venezuela.

“No creemos que Venezuela represente una amenaza a Estados Unidos, ni tampoco Estados Unidos amenaza al gobierno venezolano”, expresó Obama, aunque agregó que Washington sigue “muy preocupado” por la intimidación de opositores políticos y la erosión de los derechos humanos en Venezuela. (I)