Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Obama abordó con príncipe heredero de Abu Dhabi preocupaciones sobre Irán

Washington, 20 abr (EFE).- El presidente de EEUU, Barack Obama, abordó hoy en la Casa Blanca con el príncipe heredero de Abu Dhabi, Mohamed bin Zayed Al Nayhan, las preocupaciones de Emiratos Árabes Unidos sobre el acuerdo nuclear preliminar con Irán y los conflictos en Yemen, Libia, Irak y Siria.


Publicidad

Obama y el príncipe se reunieron en el Despacho Oval, donde no ofrecieron declaraciones a los periodistas, y después mantuvieron un almuerzo privado de trabajo.

La Casa Blanca emitió después un comunicado en el que detalló que Obama y el príncipe emiratí trataron una serie de asuntos regionales y bilaterales, subrayaron la “fuerte alianza” entre los dos países y reafirmaron el compromiso de estrechar la cooperación en defensa y seguridad, incluida la lucha antiterrorista “y en particular contra el Estado Islámico y Al Qaeda”.

Asimismo, ambos líderes dialogaron de los “esfuerzos” del grupo G5+1 (EEUU, Rusia, China, Reino Unido y Francia más Alemania) para cerrar un acuerdo que “garantice que Irán no adquiera un arma nuclear”.

Ese acuerdo, sellado de forma preliminar hace unas semanas en Lausana (Suiza) y cuyos detalles técnicos deben finalizarse antes del 30 de junio, “es obviamente un asunto de significativa preocupación para un país como Emiratos Árabes Unidos”, comentó en su rueda de prensa diaria el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest.

En un artículo publicado hoy en el diario The New York Times, el ministro de Exteriores de Irán, Mohamad Yavad Zarif, pidió a Estados Unidos y a sus aliados “más voluntad política” para cerrar finalmente las negociaciones nucleares y poder cooperar para resolver los conflictos en la región del Golfo Pérsico.

“Es tiempo para que Estados Unidos y sus aliados occidentales hagan su elección entre la cooperación y la confrontación, entre la negociación y la pasividad, y entre el acuerdo y la coerción”, escribió Zarif en el artículo.

Según Zarif, “no se puede confrontar a Al Qaeda y sus familiares ideológicos, como el denominado Estado Islámico, que no es ni Estado ni Islámico, en Irak cuando se está permitiendo eficazmente su crecimiento en Yemen y en Siria”.

En respuesta, Earnest dijo que la crisis en Yemen debe “resolverse diplomáticamente” y que una de las “preocupaciones” que tiene precisamente EEUU sobre el “comportamiento iraní” es que “ellos (los iraníes) siguen suministrando armas y ofreciendo apoyo a los hutíes” en ese país.

La Armada de EEUU ha enviado uno de sus portaaviones, escoltado por un crucero de misiles guiados, a las aguas de Yemen para unirse a otros barcos estadounidenses desplegados en la zona tras el aumento de las tensiones en ese país.

Pero, preguntado por Efe, un portavoz del Pentágono consideró “inexactas” las afirmaciones de algunos medios estadounidenses que apuntan a que esta operación responde al presunto envío de armas que podría planear Teherán para los hutíes.

Otra de las “preocupaciones” de Washington con respecto a Irán tiene que ver, como recordó Earnest, con la situación de varios estadounidenses “detenidos injustamente” en ese país, entre ellos el corresponsal en Teherán del diario The Washington Post, acusado formalmente de espionaje y otros tres delitos graves, según indicó hoy su abogado.

En el contexto de las negociaciones nucleares se ha planteado a Irán la preocupación por la situación de esos ciudadanos y “vamos a seguir presionando”, afirmó Earnest.

La visita a Washington del príncipe heredero de Abu Dhabi, con quien Obama abordó también los conflictos en Yemen y Libia, y la campaña contra el Estado Islámico (EI) en Irak y Siria, precede a la cumbre que el mandatario estadounidense celebrará con los líderes de los países del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) en mayo.

Obama recibirá a líderes de Baréin, Kuwait, Omán, Catar, Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos el 13 de mayo en la Casa Blanca y el 14 se trasladará con ellos a la residencia presidencial de Camp David (Maryland).

Se espera que en esa cumbre cobre protagonismo el conflicto en Yemen, donde una coalición árabe encabezada por Arabia Saudí declaró la guerra a los rebeldes hutíes el pasado 26 de marzo para intentar frenar su avance en el país.

Además, es probable que Obama y los líderes del Golfo conversen sobre los esfuerzos conjuntos contra los yihadistas del EI en Siria, donde Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos y Baréin lanzan ataques regularmente como parte de la coalición internacional liderada por Estados Unidos. EFE