Ecuador. Lunes 16 de enero de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

ONU denuncia violaciones a los derechos humanos en Libia

En esta imagen del 23 de febrero del 2016 se ve una escena de destrucción en Bengasi, Libia. Un informe de las Naciones Unidas sobre derechos humanos ha documentado miles de casos de decapitaciones, detenciones arbitrarias, tortura mediante electrocución y golpizas con caños y cables en una Libia cada vez más anárquica, donde la impunidad ha crecido desde la caída de Moammar Gadafi hace casi cinco años, se informó el 24 de febrero del 2016. (AP Foto/Mohammed el-Shaiky)

GINEBRA, Suiza (AP) — Un informe de las Naciones Unidas sobre derechos humanos ha documentado miles de casos de decapitaciones, detenciones arbitrarias, tortura mediante electrocución y golpizas con caños y cables en una Libia cada vez más anárquica, donde la impunidad ha crecido desde la caída de Moamar Gadafi hace casi cinco años.

Publicidad

En un informe de 95 páginas emitido el jueves, la Oficina del Alto Comisionado de Derechos Humanos dijo tener motivos para suponer que todas las partes han incurrido en violaciones a los derechos humanos en Libia, una nación dividida entre grupos tribales, un desprendimiento del grupo extremista Estado Islámico, un gobierno en Trípoli apoyado por milicias de alianzas islamistas y un gobierno reconocido internacionalmente en la ciudad oriental de Tobruk.

El director de la oficina de derechos humanos de la ONU, Zeid Raad al-Hussein, dijo que muchas de las trasgresiones equivalen a crímenes de guerra, e instó al Consejo de Seguridad a aumentar la vigilancia y apoyo a Libia, que ha experimentado años de división e inestabilidad desde que una operación encabezada por la OTAN contribuyó a derrocar a Gadafi.

Los investigadores oyeron testimonios de 250 víctimas y testigos y recibieron más de 900 legajos con denuncias. Pero solo estuvieron una vez en territorio libio y solamente en el aeropuerto de Trípoli, lo que pone de manifiesto los riesgos de seguridad. Las entrevistas se llevaron a cabo en el exterior o por medio de telecomunicaciones.

El informe cita asesinatos, intentos de asesinato, secuestro y detención arbitraria de periodistas, jueces, fiscales y activistas, además de amenazas, agresiones y hostigamiento a las mujeres aparentemente destinados a desalentar sus funciones públicas. El informe señala ejecuciones públicas, la profanación de cadáveres expuestos al público y ataques suicidas, uno de ellos perpetrado por un niño.

“El uso de tortura es generalizado, particularmente en las cárceles, con denuncias de golpizas con tubos de plástico o cables eléctricos, suspensión prolongada en posiciones extremas, reclusión solitaria, electrocución, privación de alimentos o agua, amenazas de naturaleza sexual y extorsión”, dijo el informe. (I)

Por JAMEY KEATEN, Associated Press

Publicidad