Ecuador. Domingo 26 de Febrero de 2017

Alan García pide que no lo metan en “la pandilla de los expresidentes”

Foto: Alan García - Radio Nacional

Lima, 16 feb (EFE).- El exmandatario peruano Alan García pidió hoy que no lo incluyan en “la pandilla de los expresidentes” denunciados por actos de corrupción en el caso Odebrecht, al negar que haya tenido conocimiento de las coimas recibidas por un exviceministro de su segundo periodo en el Ejecutivo (2006-2011).

Publicidad


En una entrevista a RPP Noticias, García dijo que “la labor del delincuente es hacer las cosas con nocturnidad” y que él sí puede garantizar “que no tenía ningún conocimiento ni nada que ver con eso, de manera que a mí no me metan en la pandilla de los expresidentes“.

A mí nadie me ha dicho que me han entregado 20 millones de dólares en una cuenta, o a usted le he entregado 3 millones, ni que está en las agendas, no me confunda“, agregó García en alusión a las denuncias contra los expresidentes Alejandro Toledo (2001-2006) y Ollanta Humala (2011-2016).

Precisamente, García acudió hoy a una citación de la Fiscalía para responder, como testigo, sobre el proceso de concesión del Gasoducto Sur Peruano que ganó Odebrecht en 2014 durante el Gobierno de Humala.

García afirmó que “cuando un viceministro se corrompe, corrompe hacia abajo, mueve allá abajo su comisión, (pero) cuando un presidente se corrompe tiene ministros que son sus brazos ejecutores y eso es lo que tenemos que seguir investigando”.

De esa forma, el expresidente aprista aludió también al actual mandatario Pedro Pablo Kuczynski y el primer ministro Fernando Zavala, que formaron parte del gabinete de Toledo cuando se presume que negoció una coima de 20 millones de dólares con la empresa brasileña Odebrecht para la construcción de la carretera Interoceánica, según la denuncia fiscal en su contra.

García dijo que “conocer que este señor Cuba y otros han recibido dinero ha sido una puñalada en la espalda“, en referencia al exviceministro de Comunicaciones Jorge Cuba detenido por recibir una coima de Odebrecht para la construcción de la Linea 1 del Metro de Lima.

Me dan ganas de pedirle perdón al país por no haber anticipado eso“, afirmó.

Respecto al expresidente Toledo, García opinó que “es inevitable que tenga que venir, desde el momento que Israel dijo que no lo acogería hasta que solucione sus problemas, los jueces norteamericanos o de cualquier país lo que van a hacer es disponer que sea puesto en Perú“.

Odebrecht ha declarado al Departamento de Justicia de Estados Unidos que entregó 29 millones de dólares en sobornos entre 2005 y 2014 en Perú para hacerse de obras públicas en un periodo que comprende los Gobiernos de Toledo (2001-2006), García (2006-2011) y Humala (2011-2016). EFE

(I)

Publicidad