Ecuador. Lunes 26 de Junio de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Tropas iraquíes arrebatan al EI el estratégico aeropuerto de Mosul

Soldados del ejército iraquí celebran en las afueras de Mosul, Irak, el jueves 20 de octubre de 2016, luego de sus avances contra el grupo Estado Islámico. (AP Foto)

Mosul (Irak), 23 feb (EFE).- Las fuerzas iraquíes asestaron hoy un duro golpe al grupo terrorista Estado Islámico (EI) arrebatándole el aeropuerto de Mosul, uno de los puntos más estratégicos de esta ciudad del norte de Irak.


Publicidad

La batalla por el control del aeropuerto duró alrededor de seis horas y en ella las tropas del Ejército y de la Policía Federal lograron abatir a decenas de yihadistas, según anunciaron los responsables de la operación.

Esta es la primera gran victoria de las fuerzas iraquíes en la orilla oeste del río Tigris, que atraviesa Mosul de norte a sur y donde se encuentra el último reducto del EI en la ciudad.

Los aviones de la coalición internacional liderada por Estados Unidos bombardearon medio centenar de veces el aeropuerto y la artillería iraquí lo golpeó insistentemente para debilitar al enemigo antes de iniciar el asalto con fuerzas de infantería.

Inmensas columnas de humo provocadas con los bombardeos se podían apreciar desde la orilla este del Tigris, tal y como pudo constatar Efe.

El mando de las Operaciones Conjuntas destacó en un comunicado el “gran papel” desempeñado por la aviación, tanto iraquí como de la coalición internacional antiyihadista, que realizó decenas de salidas y golpeó los objetivos, y mató a “un gran número de terroristas” durante el día de hoy.

El comandante de la Policía iraquí, Shaker Yaudat, detalló en declaraciones a Efe que tanto las pistas de aterrizaje del aeropuerto, como los vestíbulos y los alrededores de las instalaciones ya están en el poder de las fuerzas gubernamentales.

Los blindados de la Policía limpiaron asimismo la pista de aterrizaje principal, en la que los yihadistas habían colocado bloques de cemento para evitar su uso.

Además de las decenas de bajas infligidas al EI, la operación también se saldó con el arresto de doce de sus combatientes, entre ellos algunos procedentes de países occidentales, aunque las autoridades no precisaron sus nacionalidades.

Asimismo, fueron destruidos varios vehículos bomba y decenas de artefactos explosivos, y se descubrieron arsenales de armas, talleres para fabricar bombas y túneles que el EI empleaba para moverse por la ciudad bajo tierra.

Después de conquistar el aeropuerto, las tropas iraquíes también asaltaron y consiguieron hacerse con el control de la mayor parte del vecino cuartel de Al Gazlani -uno de los más importantes de la ciudad y en la que el Ejército dejó un gran arsenal cuando se retiró de Mosul en 2014 ante la llegada de los yihadistas.

Las fuerzas iraquíes avanzaron desde cuatro direcciones e irrumpieron en los dos primeros barrios de la zona oeste de Mosul, Tel al Ramán y Al Maamun, el primero de los cuales fue liberado por completo, mientras que en el segundo los terroristas han presentado más resistencia.

En ese frente de batalla, un total de diez vehículos bomba fueron destruidos, además de 60 artefactos caseros, y un número indeterminado de radicales fue abatido, según el mando de las operaciones.

Además, las fuerzas iraquíes tomaron el control de una fábrica de azúcar, de las viviendas de los trabajadores de la misma y de la principal planta eléctrica del oeste.

Los ataques de hoy son los primeros que se realizan en el casco urbano de la mitad oeste de Mosul, después de que las fuerzas iraquíes conjuntas comenzaran el pasado domingo su ofensiva en la periferia suroccidental de la urbe.

A lo largo de esta semana, las tropas se han encargado de sitiar Mosul por completo y de cortar las carreteras que conducen hacia la ciudad siria de Al Raqa, capital del “califato” proclamado por el EI en 2014 en los territorios bajo su dominio en Siria y en Irak.

Debido al asedio, en la ciudad, donde permanecen cerca de 750.000 civiles, escasean los alimentos, los medicamentos y otros productos básicos, según ha advertido la ONU.

La campaña en la mitad este de Mosul se desarrolló entre noviembre y finales de enero, un tiempo más extenso de lo que inicialmente habían previsto las autoridades, debido al mal tiempo y a la resistencia de los yihadistas.

La conquista de la zona oeste de la ciudad ofrece la dificultad adicional de que tiene una gran densidad de población y un terreno más complejo, puesto que en esta parte se ubica el casco histórico, de calles estrechas y con varios mercados.

Mosul, con cerca de dos millones de habitantes antes de la llegada del EI, es la ciudad más populosa que ha llegado a controlar el grupo terrorista y es su último fortín en Irak. EFE

(I)