Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Snowden estará en Moscú hasta que se legalice su estatus

Varios policías vigilan en el aeropuerto Sheremetyevo de Moscú, Rusia. Foto EFE/Yuri Kochetkov

El extécnico de la CIA Edward Snowden permanecerá en la zona de tránsito del aeropuerto moscovita de Sheremétievo hasta que se legalice su estatus y se resuelva el problema de su documentación, afirmó hoy una fuente anónima rusa citada por la agencia Interfax.


Publicidad

En estos momentos la postura no oficial de la autoridades rusas se reduce a lo siguiente: Moscú no tiene nada que ver con el fugitivo estadounidense. Tampoco hay motivos para adoptar contra él medidas represivas, como la deportación“, dijo la fuente, que fue descrita por Interfax como “conocedora de la situación”.

Precisó que esa postura se mantendrá por lo menos hasta que se curse una petición oficial de Estados Unidos formalizada por la Secretaría de Justicia norteamericana.

La fuente señaló que “los estadounidenses, de manera consciente, han puesto a Moscú en una situación complicada al no avisar oportunamente (a Rusia) de la anulación del pasaporte del excolaborador de la CIA”.

“Las autoridades rusas fueron informadas dos semanas después de que se tomara la decisión de privar a Snowden de pasaporte. De haberse sabido antes, es probable que Snowden no hubiese volado a Moscú y toda esta historia no se habría producido”, agregó.

En la situación actual, continuó la fuente, “todo debe seguir como está: hay que esperar que Ecuador o Venezuela le den asilo, y entonces (Snowden) abandonará legalmente el territorio ruso sin cruzar la frontera”.

Mientras, el fugitivo cumplió hoy su quinto día en Moscú, presuntamente en la terminal de tránsito del aeropuerto de Sheremétievo, sin que su presencia allí haya sido confirmada por fuentes independientes.

Tampoco se ha aclarado hasta ahora si podrá refugiarse en Ecuador, aunque la posibilidad de recalar en el país que ya ha dado protección al fundador de Wikileaks, Julian Assange, se ha tornado más factible después de que Quito renunciara a las preferencias arancelarias que tenía con Estados Unidos.

El Gobierno ecuatoriano quiso dejar claro que “no acepta presiones ni amenazas de nadie”, aunque precisó que la decisión sobre el asilo de Snowden sigue pendiente.

En cualquier caso, Ecuador no es la única puerta que puede abrirse ante Snowden: el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha asegurado que “casi seguro” daría asilo a Snowden si el estadounidense lo solicita.

El mensaje de Maduro, quien acudirá a Moscú el próximo lunes para participar en el Foro de Países Exportadores de Gas, ha sido entendido por los expertos como una invitación de facto para que el exanalista de los servicios secretos pida refugio a Caracas.

La víspera, el jefe de la Comisión de Derechos Humanos adjunta a la Presidencia de Rusia, Mijaíl Fedótov, insinuó que Snowden podría recibir asilo incluso en territorio ruso.

“Un hombre que saca a la luz pública secretos que ocultan los servicios de inteligencia, cuando estos secretos representan una amenaza para la sociedad, para millones de personas -y hablamos de la vigilancia total en internet- merece realmente asilo político en cualquier país”, dijo Fedótov.

Su opinión contrasta con la emitida hoy por el Defensor del Pueblo de Rusia, Vladímir Lukín, quien manifestó serias dudas de la conveniencia de dar asilo al ex de la CIA.

“No estoy seguro de que la estancia de Snowden en nuestro país responda a nuestros intereses naciones y humanitarios”, dijo Lukín, citado por Interfax.

Recordó que el fugitivo, que afronta tres cargos por espionaje en su país, no ha cometido delitos contra Rusia, pero acto seguido apuntó: “No a todas las personas que no han cometido delitos contra Rusia se les da asilo”.

Para Lukín, el gran problema es que Rusia se ha visto obligado a ocuparse de una situación que no forzó pero que otros han creado para ella.

“Lo que era un problema chino ahora es problema nuestro”, dijo el Defensor del Pueblo en alusión al hecho de que Snowden llegó a Moscú en un vuelo procedente de Hong Kong. EFE