Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Seis presidentes de Unasur en Cochabamba en apoyo a Evo

Los presidentes de Argentina, Bolivia, Ecuador, Surinam, Uruguay y Venezuela están reunidos en la ciudad boliviana de Cochabamba analizando la crisis abierta con Europa tras el incidente sufrido por el avión de Evo Morales, al que tres países prohibieron el sobrevuelo y aterrizaje.


Publicidad

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández; el de Ecuador, Rafael Correa; el de Surinam, Desiré Bouterse; el de Uruguay, José Mujica; y el de Venezuela, Nicolás Maduro, están reunidos en Cochabamba en un acto multitudinario.

Antes, algunos de los mandatarios participarán en un encuentro con las organizaciones sociales afines al Gobierno de Morales.

La gobernante argentina fue la que propuso que esta reunión de presidentes se realice en Bolivia y no en Perú, país que tiene ahora la secretaría rotatoria de la Unasur.

Fernández, que consideró lo sucedido con Morales como una ofensa “a todas las naciones latinoamericanas”, justificó su propuesta de Cochabamba en que ésta es una “manera de desagraviar no solamente al presidente Evo Morales, sino al propio pueblo boliviano”.

Según adelantó el secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), Alí Rodríguez, la reunión extraordinaria convocada por el bloque tratará la “ofensa” sufrida por Morales.

En un comunicado, la Unasur indicó que en la cita se analizará “la relación de esos países europeos con los miembros de la Unasur, pues todos ellos tienen intereses importantes en la región”.

Habrá que definir si bastará con una excusa diplomática o se adoptarán otras medidas más allá de eso“, agrega la nota de la Unasur.

Hasta esta mañana también se comentaba la posible presencia del presidente peruano, Ollanta Humala, aunque fuentes de la Presidencia informaron que la reunión no está en la agenda del mandatario ni precisaron si acudirá alguien en representación del país.

Tampoco estarán la jefa de Estado de Brasil, Dilma Rousseff, quien enviará a Cochabamba a su vicecanciller, Eduardo dos Santos, ni los de Colombia y Chile, Juan Manuel Santos y Sebastián Piñera, quienes sí han condenado en las últimas horas el incidente sufrido por Morales.

El avión de Morales, que retornaba el martes de Rusia a Bolivia, no pudo sobrevolar ni aterrizar en algunos países europeos por la sospecha de que a bordo iba el exanalista de la CIA Edward Snowden, reclamado por Estados Unidos por revelar operaciones de espionaje.

Morales ha acusado a Francia, Italia, Portugal y a España de haber puesto trabas a su itinerario por esa sospecha y ha llegado a considerar que se trato discriminatorio y de un “secuestro” porque no pudo volver a su país según una ruta aprobada previamente.

Los países señalados han dado explicaciones, disculpas o han rechazado, como en el caso de España, que se haya obstaculizado el viaje de Morales que ayer hizo una escala en Islas Canarias, tras estar varado casi 14 horas en Viena, antes de volar hacia Bolivia.

Morales sostuvo hoy que “no basta la disculpa” de los países europeos que le impidieron el tránsito aéreo y que su Gobierno buscará “hacer respetar” tratados y normas internacionales para respaldar su reclamación ante organismos externos.

“La posición firme que vamos a asumir desde el Gobierno nacional es hacer respetar ante los organismos internacionales las normas, los tratados internacionales. No basta sólo la disculpa de algún país que no nos permitió pasar su territorio”, dijo Morales.

Para el mandatario boliviano detrás del incidente diplomático está la presión de Estados Unidos sobre los países europeos y una suerte de venganza por ser él uno de los permanentes críticos del “imperialismo” y el capitalismo. EFE