Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

FUNDAMEDIOS se declaró en resistencia ante proceso de disolución de la SECOM

Rueda de prensa de Fundamedios el 9 de septiembre de 2015. Foto: PLAN V

Ecuador (AP) — La organización privada Fundamedios, que vigila la libertad de expresión en Ecuador, presentó el lunes ante la Secretaría de Comunicación una documentación de descargo para evitar su disolución anunciada por ese organismo estatal, aunque dijo no confiar en un resultado positivo.


Publicidad

El director de Fundamedios, César Ricaurte, en la página de internet de la organización señaló que esa secretaría “quiere que no se conozca la situación del periodismo en Ecuador”, al tiempo de señalar que “ha sido la ejecutora de una política constante de acoso a la prensa”.

Fundamedios aseveró que ante la Secretaría de Comunicación se acoge al derecho a la resistencia frente al proceso de disolución aduciendo que “todos los recursos administrativos con los que podría contar Fundamedios en contra de una decisión adversa … serán conocidos por el mismo Secretario Nacional de Comunicación (Fernando Alvarado), lo cual asegura que el resultado adverso se mantendrá”.

Esa a Secretaría dispuso el miércoles el inicio del proceso de disolución de Fundamedios aduciendo que hace política partidista y no se dedica a las actividades que le permite la ley.

El lunes, la Federación Nacional de Periodistas también denunció que una organización usurpó su nombre y ha publicado el fin de semana un comunicado a página completa en los principales diarios del país de apoyo a la disolución de Fundamedios.

Parte del comunicado fue recogido por medios estatales como la agencia Andes, el diario El Ciudadano, TcTelevisión, entre otros.

En lo sustancial, el comunicado dijo que esa Federación (denunciada por falsa), “expresa su apoyo a las acciones legales iniciadas por la Secretaría Nacional de Comunicación en contra de Fundamedios”.

En entrevista con The Associated Press, Susana Piedra, presidenta subrogante de la Federación, señaló que “hay una sola Federación … a quienes están usurpando nuestro nombre se les desconoce a nivel nacional, porque no representan a nadie”.

Anticipó que tomarán acciones legales por usurpación del nombre del gremio, y que se denunciará a los presuntos impostores ante la Federación Internacional de Periodistas, al tiempo de cuestionar “queremos saber quién financió la publicación en los diarios, eso es muy caro”.

En entrevista con la AP, Edgar Quiñones, que se identifica como presidente de la denunciada federación, consultado sobre los recursos económicos para la publicación en la prensa afirmó que “eso no tengo porqué informarle a usted ni a nadie. Eso es un problema personal. No tengo porqué informar mi situación económica. Soy un hombre acomodado desde que nací”.

Quiñones dijo tener títulos calificados como periodista, pero en el organismo estatal donde deben registrarse todos los títulos profesionales, no consta ningún documento con su nombre.

El gobierno del presidente Correa desde poco después de su posesión en enero del 2007 mantiene tirantes relaciones, con acusaciones en contra de medios de comunicación privados, a los que señala de ser voceros de la derecha y responsables de hacer oposición política a su régimen. (I)