Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Rodas dice que SUMA apoyará a Moreno con “responsabilidad”

ARCHIVO | Foto: Twitter del Alcalde de Quito, Mauricio Rodas

El alcalde de Quito, Mauricio Rodas, cree que su partido SUMA debe apoyar “con responsabilidad” la gestión del presidente de Ecuador, Lenín Moreno, del movimiento de izquierdas Alianza País (AP), y extendió todo su apoyo a la consulta popular que este pretende llevar a cabo.


Publicidad

SUMA ha venido apoyando varias iniciativas del Gobierno Nacional porque nos han parecido positivas para el Ecuador, y en ese sentido vamos a seguir actuando bajo esa línea de responsabilidad“, dijo el alcalde en una entrevista con Efe en su despacho.

Con la sede de la Presidencia de la República a sus espaldas, Rodas, de 42 años, cree que la llegada al poder de Moreno, en mayo pasado, ha supuesto un cambio sustancial en su país en comparación con el período anterior de Rafael Correa.

Sin duda ahora vivimos en un ambiente de mucha más calma, un ambiente propicio para el diálogo, para la construcción de acuerdos. Eso nos parece tremendamente positivo. Siempre hemos sido partícipes y favorables a esa postura“, destaca el regidor, que llegó al cargo en mayo de 2014 al frente de una lista común de oposición al candidato de AP, Augusto Barrera, que aspiraba a la reelección.

A unos pocos días de que comiencen los festejos por la fundación de Quito el 6 de diciembre de 1534, Rodas pasó revista con Efe a la situación en la capital ecuatoriana, a los proyectos de desarrollo urbano e, ineludiblemente, a los problemas que aquejan al país.

La llegada del exmandatario Rafael Correa estos días, en medio de una fuerte puja política con su correligionario y actual gobernante, Moreno, demuestran a juicio de Rodas la necesidad de un diálogo a todos los niveles.

“Creo por ejemplo que entre niveles de gobierno es fundamental el diálogo, es fundamental el trabajo coordinado conjunto, porque eso beneficia al ciudadano, eso permite poner en marcha acciones que mejoren su calidad de vida, y en ese sentido creo que el entorno que se vive actualmente es sin duda mucho más favorable”, sentencia.

Por esa razón, y subrayando que no desea interferir en los asuntos de otra formación política, matiza que su partido seguirá apoyando a Moreno en todo lo beneficie al ciudadano.

“Lo seguiremos haciendo de manera responsable (..) apoyando aquellas iniciativas que favorezcan a los ecuatorianos, que permitan estimular el desarrollo económico, la generación de empleo, la lucha por la transparencia en el país, el fortalecimiento institucional, la promoción de nuevas oportunidades para los jóvenes”, enumera sobre la larga lista de necesidades que aún ve.

“Todos esos me parece que son aspectos fundamentales que se puedan apoyar. Así ha venido actuando SUMA y los seguirá haciendo bajo esa misma línea de responsabilidad”, sentencia al matizar que esa responsabilidad recae sobre los asambleístas de su partido porque, él, seguirá “plenamente enfocado” a su trabajo como alcalde.

Un cargo al que llegó apenas año y medio después de presentarse candidato a la presidencia en las elecciones de 2013, en las que quedo en cuarto lugar.

“Yo estoy plenamente concentrado en mi trabajo, estoy plenamente concentrado en los proyectos que estamos desarrollando junto con los quiteños para mejorar la calidad de vida de todos, para seguir transformando positivamente esta ciudad”, responde al ser consultado sobre sus aspiraciones políticas en el futuro.

Como ecuatoriano, sin embargo, no oculta su “preocupación” por el “ambiente de tensión política entre el nuevo gobierno y el anterior” e insiste en que “le viene muy bien a país” ese “nuevo entorno de favorecer el diálogo, los acuerdos, de construir consensos”.

“Tenemos que procurar la estabilidad política en el país, establecer el marco adecuado”, argumenta al dar su apoyo a la consulta popular (“me parece muy positiva”) que Moreno quiere llevar adelante, y que está pendiente de aprobación por el Tribunal Constitucional.

Dice que el referendo, previsto en principio para enero o febrero, “sintoniza plenamente con los principios y valores de los quiteños, un pueblo amante de la democracia y de la posibilidad de que sea el ciudadano quien decida su futuro en temas trascendentales para el país”.

Por ello ve “con mucho optimismo este ejercicio de democracia” y cree que las siete preguntas elegidas por el presidente son “válidas” y que las reformas planteadas serán “tremendamente positivas para el país”.

Unas preguntas que consultarán al ciudadano sobre medioambiente, la no prescripción de los delitos sexuales contra menores, o la anulación y enmienda de varias leyes del anterior Ejecutivo, estas últimas también objeto de enfrentamiento entre el anterior y el actual presidente de Ecuador. EFE

(I)