Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Municipio de Brasil declara emergencia por virus del chikunguña

Foto Archivo: La República

Río de Janeiro, 26 sep (EFE).- El municipio brasileño de Oiapoque, el más septentrional del país y fronterizo con la Guayana francesa, declaró hoy el estado de emergencia por la fiebre de la chikunguña, informaron fuentes oficiales.


Publicidad

En el municipio de 20.500 habitantes en el estado amazónico de Amapá se han confirmado cuatro casos autóctonos de la enfermedad vírica y las autoridades sanitarias están investigando otras 158 personas con síntomas similares, informaron fuentes de la secretaría municipal de salud citadas por la Agencia Brasil (oficial).

En los últimos cuatro días, el número de notificaciones de personas con síntomas coincidentes con la enfermedad ha aumentado un 80 % en Oiapoque, población ubicada a 590 kilómetros de Macapá, capital de Amapá, según la misma fuente.

El Ministerio de Salud no ha recibido comunicación oficial y no trata la situación como una epidemia, según dijo a Efe un portavoz del organismo.

La jefa de la División de Epidemiología del estado de Amapá, Iracilda Costa da Silva Pinto, descartó el pasado jueves la existencia de una epidemia en la región.

No obstante, el Gobierno regional envió hoy a Oiapoque 26 técnicos y gestores de salud para ayudar a la Alcaldía en las tareas de limpieza de la ciudad, con el objetivo de eliminar los criaderos del mosquito transmisor, que se reproduce en pozas de agua parada.

El virus del chikunguña es transmitido por el mosquito Aedes aegypti, el mismo del dengue, que es endémico en Brasil y en zonas tropicales de América Latina.

En Brasil se han registrado además otros 14 casos autóctonos de chikunguña en el estado de Bahía (noreste) y los exámenes de laboratorio también han confirmado otros 37 casos de personas que contrajeron la enfermedad en el extranjero, según el último boletín del Ministerio de Salud. EFE