Ecuador. Sábado 10 de diciembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Quito ultima detalles de Conferencia Hábitat III, que prevé 35.000 asistentes

Quito ultima detalles para el Habitat III.

Quito, (EFE).- A falta de tres días del inicio de la Conferencia de la ONU sobre Vivienda y Desarrollo Urbano Sostenible, conocida como Hábitat III, la capital ecuatoriana ultima los preparativos para el evento, al que se espera la asistencia de unas 35.000 personas.

Publicidad

En su primera rueda de prensa en Quito, el secretario general de la conferencia, Joan Clos, destacó la importancia de invertir en urbanización pues ello, dijo, es “invertir en futuro, diversidad y prosperidad, huyendo un poco de la dependencia excesiva del sector primario”.

En la vía del progreso, añadió, hay una “necesidad evidente” de que la economía no esté principalmente basada en el sector primario pues las economías basadas en “commodities” (materias primas o bienes primarios) tienen un riesgo inherente relacionado con la fluctuación de los precios.

“Conforme vas avanzando en el desarrollo, lo que buscas es una seguridad que provenga de un mayor crecimiento de fuentes alternativas económicas para el país y aquí es donde entra la urbanización”, dijo al apuntar que la economía del conocimiento tiende a crecer más en las ciudades.

Por ello, consideró que en la vía para avanzar hacia una sociedad menos dependiente de los “commodities” y más segura, la urbanización “bien hecha” juega un papel “crucial”, en el que los Gobiernos centrales y locales deben trabajar en conjunto.

Según Clos, las conferencias de la ONU, como la que se realizará en Quito entre el 17 y el 20 de octubre, que se celebra cada veinte años, sirven para hacer diagnósticos sobre el urbanismo y plantear estrategias, una cierta orientación fruto de un “debate intenso” para los próximos 20 años.

En referencia a los recientes veinte años, indicó que en algunas partes del mundo la urbanización ha servido para mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos, pero el lado negativo, dijo, es que “se ha producido tan rápidamente que, en muchas partes del mundo, los Gobiernos” no han podido diseñar la urbanización de antemano.

“Lo que ha prevalecido en el análisis de los últimos veinte años de la urbanización es un diagnóstico preocupante. La parte preocupante supera con creces las buenas noticias”, se lamentó.

De acuerdo con Clos, en la conferencia de Quito no se presentará a la relación campo-ciudad como dualidad sino como un sistema, lo que termina “un poco con el maniqueísmos de una cierta confrontación campo-ciudad”, señaló al apuntar que en el encuentro en Ecuador pretenden abordar ese tema de frente.

Los organizadores sostienen que 45.000 personas se han registrado para el evento, de las que se presume que asistirán unas 35.000, de las cuales unas 10.000 son extranjeras.

Según Clos, hasta el momento más de 140 delegaciones internacionales han confirmado su participación, setenta de las cuales estarán encabezadas por ministros.

La ministra ecuatoriana de Vivienda, María de los Ángeles Duarte, indicó recientemente que entre los presidentes que han confirmado su participación en la Conferencia figuran Nicolás Maduro, de Venezuela; Evo Morales, de Bolivia, Luis Guillermo Solís, de Costa Rica, y Michelle Bachelet, de Chile.

En tanto, este viernes continuaban las adecuaciones en los alrededores de la Casa de la Cultura Ecuatoriana (CEE), sede de la cita, y en su aledaño parque de El Arbolito para recibir a los miles de participantes en la conferencia y en los eventos paralelos que se desarrollarán, también, en otras partes de la ciudad.

Cientos de personas hacían fila hoy desde el cercano parque El Ejido para acceder a su acreditación que les permita participar en los eventos, que los organizadores cifran en unos 700 durante los cuatro días que dure la conferencia, la tercera en su tipo después de la de Estambul, en 1976, y de Canadá, en 1996.

La cita tendrá mañana un momento simbólico con una ceremonia de el izado de la bandera de la ONU, con la presencia del presidente de Ecuador, Rafael Correa, en el complejo de la CCE, situada en una zona de acceso al centro histórico de Quito, catalogado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, área que se engalanará para la ocasión con una iluminación especial. EFE (I)

Publicidad