Ecuador. Jueves 24 de Agosto de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Las medidas de Trump no desaniman a inmigrantes en intento de llegar a EEUU

Miles de personas protestan contra las medidas del Presidente Donald Trump para prohibir ingresos de migrantes de siete paìses. EFE/EPA/PETER FOLEY

Tucson (EE.UU.), 3 feb (EFE).- La llegada de Donald Trump a la Presidencia y su promesa de construir un muro en la frontera con México y agilizar las deportaciones no desanima a los indocumentados, que, aseguran, no cejarán en su intento de llegar a Estados Unidos.


Publicidad

No tengo miedo, en mi país he pasado cosas peores y creo que cualquier cosa es mejor que regresar allá“, manifestó a Efe Jeber Hernández, un joven inmigrante de 14 años proveniente de El Salvador.

Hernández es uno de los aproximadamente 75 inmigrantes indocumentados que actualmente se encuentran en el albergue para migrantes San Juan Bosco en la ciudad de Nogales en Sonora, México, fronteriza con Arizona.

Esta es la primera vez que el joven salvadoreño intenta cruzar la frontera y sabe muy bien tanto de los riesgos que corre como de todo el cambio de política migratoria anunciada por el presidente Trump.

Ya estamos aquí, no me puedo regresar“, dijo Hernández mientras toma un poco de café caliente que le dieron en el albergue.

Bajo la nueva administración, los menores no acompañados como Hernández que no cuentan con un patrocinador en Estados Unidos serán una prioridad para la deportación.

Aquí estamos recibiendo migrantes que vienen de Centroamérica, pero también aquellos que recientemente han sido deportados de los EE.UU“, relató a Efe Gilda Loureiro, encargada del albergue que proporciona una comida caliente y un lugar donde dormir a los migrantes.

Indicó que actualmente también albergan una familia con tres niños pequeños provenientes de Honduras.

Loureiro está convencida de que los migrantes que “vienen del sur” ya vienen con la idea de “cruzar” y que nada ni nadie los hará cambiar de opinión.

El presidente Trump firmó una orden ejecutiva la semana pasada dando luz verde a la construcción de un muro en la frontera con México, la contratación de 5.000 nuevos agentes de la Patrulla Fronteriza y terminar con la política conocida como “catch and release” (atrapar y liberar).

De acuerdo a la política de “catch and release“, todos los indocumentados que no son considerados como un peligro para la seguridad nacional quedan en libertad mientras esperan su audiencia con un juez de inmigración.

El Gobierno federal actualmente considera ampliar la operación de creación de centros de detención de migrantes adicionales en estados fronterizos como Texas.

Manuel Ramírez, inmigrante mexicano, fue deportado la semana pasada, justo unos días después que Trump tomara posesión como nuevo presidente de Estados Unidos.

“Esta es la segunda vez que me sacan y me dijeron que si me regreso y me atrapan otra vez, esta vez me pueden dar cárcel”, dijo Ramírez.

El inmigrante confesó que pese a lo que le dijeron, él va a tratar de regresar, ya que ha vivido “sin papeles” por seis años en Nevada donde trabajaba en construcción junto a tres de sus hermanos.

En México no hay futuro para nosotros, no hay trabajos, la situación está muy difícil“, aseguró.

De acuerdo a cifras de la Patrulla Fronteriza, al término del año fiscal 2016 se arrestó a un total de 408.870 inmigrantes indocumentados a lo largo de la frontera con México.

De estos, un poco más del 50 por ciento (218.110) eran inmigrantes procedentes de otros países y el resto eran mexicanos.

Los sectores que reportaron más detenciones fueron el Valle del Río Grande en Texas con 186.830 detenciones en total, seguido por el Sector Tucson en Arizona con 64.891 detenidos.

Por su parte, el Sindicato Nacional de la Patrulla Fronteriza dijo en declaraciones enviadas a Efe que apoyan las órdenes ejecutivas firmadas hasta el momento por el presidente Trump que buscan incrementar la seguridad en la frontera sur.

“La moral entre nuestros agentes y oficiales ha aumentado desde la firma de estas órdenes. Los hombres y mujeres de la Patrulla Fronteriza y de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) trabajan incansablemente para mantener a los criminales, terroristas y todos aquellos que sean una amenaza a la seguridad publica fuera de nuestro país”, indicó el sindicato en su nota. EFE

(I)